Box Layout

HTML Layout
Backgroud Images
  • greenforest
  • greenforest
  • greenforest
  • greenforest
  • greenforest
  • greenforest
  • greenforest
  • greenforest
Backgroud Pattern
  • greenforest
  • greenforest
  • greenforest
  • greenforest
  • greenforest
  • greenforest
  • greenforest
  • greenforest
Literatura española que salta a la gran pantalla: De Dolores Redondo a Eduardo Mendoza

Literatura española que salta a la gran pantalla: De Dolores Redondo a Eduardo Mendoza

¿Mejor el libro o la película? Para un escritor, llevar una novela al cine supone siempre un riesgo. La euforia del éxito y la ilusión de que sus palabras escritas acaben plasmadas en la gran pantalla puede revertirse en algo un tanto desagradable. No son pocos los autores que han visto con horror como sus novelas quedaban completamente desvirtuadas en la versión cinematográfica o que eclipsaban a su original.

A pesar del riesgo, el margen del beneficio sigue siendo tremendamente alto. Por ello, son incontables las obras literarias que se han llevado al cine. Y aunque es la literatura anglosajona la que lidera todos los rankings de adaptaciones literarias, dentro de la literatura española también tenemos una gran cantidad de autores que han visto como sus libros acababan en la gran pantalla.

En Página Dos recuperamos algunos de los autores vivos cuyas obras pueden verse también en celuloide: Dolores Redondo, Lorenzo Silva, Domingo Villar... En total, cinco autores que pasaron por el programa de Óscar López y que se suman, esta semana, a nuestras recomendaciones de verano.

El guardian invisible, de Dolores Redondo

Las investigaciones de la famosa inspectora Amaia Salazar fueron llevadas a las salas de cine en 2017 por el director Fernando González. Una adaptación de la novela de Dolores Redondo que toma cuerpo en la actriz Marta Etura. La historia se sitúa en un valle de Navarra, donde aparece el cuerpo desnudo de una adolescente asesinada. La inspectora Amaia Salazar dirige la investigación que la lleva de vuelta a su pueblo natal, Elizondo, del que ha tratado de huir toda su vida.

Sobre la trilogía a la que pertenece El guardian invisible y sobre su adaptación a la gran pantalla habla su escritora, Dolores Redondo, en esta entrevista con Óscar López. La autora asegura que aunque la trilogía pueda haber terminado, eso no significa el fin de Amaia Salazar...

28.20 minTranscripción completa

(LEE) Salió de la casa de Flora

y sin siquiera consultar la hora,enfiló la cuesta a la comisaría.

Al acercarse, pudo ver que el portónexterior estaba cerrado,

pero abrió usando su tarjeta

y saludó a los policíasque hacían el turno de noche.

Subió al segundo piso,y se dirigió directamente

a los ficheros donde guardabantoda la información

relativa al caso Basajaun.

Durante las horas siguientes, sededicó a colocar sobre la pizarra

las fotos de los escenariosde las tres víctimas;

de las autopsias que habíaguardado un año atrás

y que había esperadono tener que volver a ver nunca.

Ainhoa Erizasu,

Carla Huarte

y Anne Arbizu

volvieron a mirarladesde el panel de aquella sala.

Bienvenidos al valle de Baztán,concretamente a Elizondo,

escenarios de la nuevay última entrega

de la famosa trilogíade Dolores Redondo,

con quien hablaremos.

Iremos al cine a ver la adaptaciónde "Rastros de sándalo".

Recuperamos un clásico: "El últimomagnate" de Scott Fitzgerald.

Y le hemos pedidoa nuestro impostor

que reflexione sobre lasconsecuencias de arrancar con éxito

una carrera literariacomo la de Dolores Redondo,

autora de una novela,que ni caída del cielo.

Dolores, regresamosal valle de Baztán

porque acabas de publicarla última entrega

de tu ya famosa trilogía.

Cierras esta trilogíadefinitivamente.

Cerrar la trilogía no significa

dejar de escribirsobre Amaia Salazar,

que es lo que mepreguntan los lectores.

Pero continúo desdeel principio aquí,

y vuelvo cada vez que escribo.

En mis sueños estoyconstantemente aquí.

Se cierra la trilogía.

Prometí al principio que seríantres entregas de la misma novela,

y que se cerraba con la tercera.

Será difícil hablar del argumento,porque cierras la última entrega

con tramas abiertas anteriormente,pero algo tenemos que contar.

Es que es contarel final de la novela,

y eso es el delito máximo.

Sí, podemos contarque la protagonista

sigue siendo Amaia Salazar,

inspectora de homicidiosde la policía foral.

Seguimos en Baztán yen este caso investiga

el asesinatode un bebé de cuatro meses.

Sí, la novela se iniciacon un crimen atroz,

un crimen contra una víctimamuy pequeñita, un bebé.

Y encadena una investigación

que se unea las que Amaia tiene pendientes.

porque, bueno,es verdad que,

sin desvelar mucho,

no se queda conformede cómo quedaron las cosas

en la anterior investigación.

Hay cosas en el aire: el asuntode su pasado y de su madre.

Que está desaparecida.

Amaia tiene un compromisocon las víctimas,

que nace de su propio deseode resolver los misterios

que han rodeado su vidadesde su nacimiento.

Es uno más que se unea todos los ya abiertos.

Estamos frente a un caserío,

que bien pudiera ser Argibels.

Por ejemplo, Luz Negra,

un caserío que tiene una presenciaimportante en esta novela.

No sé qué podemos contar.

Podemos contar que Argibelses en la novela,

un lugar dondese reúne un grupo

llamémoslo...Oscuro.

Oscuro, sí.Un grupo oscuro de gente.

Un tipo de reunionesmuy común en los años 70,

que se dieron por estas zonas

y que originalmente inspiraronla idea de toda la trilogía.

Hasta ahora,cuando me preguntaban

qué me había inspiradopara la trilogía, me lo callaba.

Tiene tres patas, que serían:

el matriarcado,

la investigación policial

y la mitología.

Pero había un germen anterior,

que tenía que vercon las actividades de estos grupos

que estuvieron instaladosen el valle de Baztán en los 70,

y no vamos a desvelar demasiado,

para que el lectorlo pueda disfrutar,

pero se vieron mezcladosen oscuros crímenes.

La mitología de estos bosquessigue estando muy presente.

Si en la primerateníamos al Basajaun,

en la segunda, al Tártalo,

en esta terceratenemos a Inguma.

¿Quién es?

Inguma es quiza uno de los seresde la mitología menos conocidos,

y más oscuros y tenebrosos.Realmente es un demonio.

Se cuela en tu casamientras duermes

y se sienta sobre tu pecho,

produciéndote una terriblesensación de ahogo.

En ocasiones, oprimeel cuello de los que duermen,

y se le considera el causantede la muerte de cuna

de los pequeñitos,los infantes.

He hablado con gente que ha tenidoeste tipo de pesadilla

y es realmente horrible.

La climatología siempre ha tenidomucha presencia

en las dos anteriores entregas,pero desde luego en ésta.

Nunca ha llovido tantocomo en esta última entrega.

Pero solo hay que mirar el paisaje.Eso te iba a decir.

Cuando estás aquí lo entiendes,hay una inmersión inmediata.

Creo que en cuatro horas en Baztánuno lo entiende,

que es el modo de viday marca de alguna manera.

Marca tu existencia,hasta los zapatos que llevamos.

Al final, marca el modo de vestir,tu modo de caminar,

el modo en que te relacionascon los demás,

porque esto es así.Es maravillo, pero es así.

Ciertamente, has triunfadocon tu trilogía,

has vendido yacreo que 400.000 ejemplares,

tus novelas se puedenencontrar en 32 países,

¿qué ha cambiadoen la vida personal y profesional

de aquella Dolores Redondode hace dos años?

En la profesionalhan cambiado mucho las cosas.

Hay una gran diferencia entreser una autora desconocida

y saber que te están esperandomiles de lectores.

En las pautas de trabajo.

El modo en que cada día afrontola escritura también ha cambiado.

Dispongo de tiempo de otra manera.

A nivel personal, he procuradoque cambie lo mínimo.

(VOZ EN OFF) Imaginad que debutáiscomo novelista de éxito,

que vendéis miles de ejemplaresde vuestro primer libro,

que se firman contratos de traduccióncon medio mundo,

negociais los derechospara una futura película,

y que los lectores os adoran.

Imaginadlo mientras daisun salto en el tiempo

y aparecéis dos años después,cuando la fiebre ha desparecido

y solo sois un escritorcon una carrera aún por hacer.

¿Y ahora qué?

(BRET EASTON ELLIS) No hay reglasen la literatura.

Nunca me sentí presionadopor el éxito de mi primera novela

ni me sentí obligado a volvera escribir "American Psycho"

o capitalizar la emotividadde "Lunar Park".

Todos dijeron: "Hay un nuevoBret Easton Ellis

que brilla al finalde Lunar Park".

No existe una lógicao un plan estratégico

para una carreraliteraria.

Siempre me fascinaque alguien diga

que controla su carrera literaria,

que asegure sabercómo tiene que ser,

las reglas que debe seguiry los libros que debe escribir.

Pero la literaturano funciona así.

(VOZ EN OFF) Sigamos imaginandoy poneos en lo peor:

vuestra segunda novela esun desastre o no podeis acabarla;

la presión os vence y os escondéispara vivir de rentas,

si es que las tenéis.

No seríais los primeros.

Rimbaud dejó los librospara irse a África;

Harper Lee no escribió nadatras "Matar a un ruiseñor";

o J.D Salinger, que desaparecidode la luz pública hasta su muerte.

Pero aunque vuestra segunda novelano tenga una gran repercusión,

no os da por hacer mutispor el foro,

y mantenéis las ganasde seguir labrando

una carrera literariahonesta y continuada.

Estoica actitud que mostraronescritores como Kesey

Carso McCullers o Pablo Tussettras sus exitosos debuts,

y sus menos conocidasnovelas posteriores.

No es fácil picar piedratras tocar el cielo literario,

como le pasó a Scott Fitzgerald

que tuvo que escribirguiones por 4 dólares.

O a Melville, Balzac o Dumas queacabaron endeudados hasta las cejas

y sin nada que publicar.

También están los ubicadosen una posición intermedia,

como Juan Rulfo, que decidierondejarlo pronto y de manera enigmática

tras dos novelas de éxitosy una tercera en camino,

que tardaría décadas en salir.

(VOZ DE ARCHIVO) Esta novelaha dado a Juan Rulfo

un puesto de primer planoindiscutible.

Usted con una novela consiguióel consenso general y el éxito.

(JUAN RULFO) Bueno, en realidad,la he olvidado.

Hasta cierto punto,mi generación no la entendió

ni la consideró nunca interesante.

Y las actuales generacionesla entienden

y la aprecian,como usted dice.

Al menos, eso veopor el éxito

que ha alcanzadoúltimamente el libro.

En realidad, es una novelade fantasmas.

(VOZ EN OFF) Pero puestos a imaginar,

mejor soñarcon una larga carrera literaria,

donde los éxitoscompensen los fracasos

que tarde o tempranoaparecerán.

Es hora de hablar,en este post imaginado,

del final ideal.

Algunos prefieren adelantarsey retirarse tranquilamente,

como Philip Roth, Alice Munro,Günter Grass o Imre Kertész.

Otros prefierieron seguirhasta el último día

como Roald Dahl, Elmore Leonardo Ana María Matute.

(STEPHEN KING) Sólo tengo 67 añostodavía.

Elmore Leonard escribióhasta que se murió.

Es mucho mejor ser un escritor

que ser un deportista o un cómico.

Los cómicos casi siempretienen vidas laborales muy cortas.

Yo seguiré, mientras escribirsea interesante para mí

y para la gente que lee mis libros.

Pero si llega el momento en quesiento que ya no puedo hacerlo,

que no puedo agradara mis lectores,

¡Dios, por favor, ayúdamea dejarlo a tiempo!

(VOZ EN OFF) En el convenio laboralde los escritores

no existen contratos fijosni vacaciones pagadas

ni baja por maternidad.

Tampoco se garantiza un final feliz

ni jubilación anticipaday remunerada.

Pero sé que para muchos autores,su carrera literaria es su vida.

Una vida de sueños,éxitos y fracasos y, como no,

también de unas cuantas imposturas

de las que un díatendré que hablar.

(NARRADOR) Se crió en el Bronxy era un pandillero,

pero tenía altos sueños.

Ahora, los ha alcanzado.

Está en la cumbre.

Es un importante productor de ciney, por encima de todo,

y aunque nadie se lo quiera creer,sólo desea una cosa:

hacer buenas películas.

Monroe Star es "El último magnate".

Escrita en 1941,

fue la quinta y última novelade Francis Scott Fitzgerald.

En ella, se adentra en un mundoque él conocía muy bien:

el despiadado Hollywood.

Ahora, la editorial Navonala ha recuperado

contando con un espléndido prólogode Edmund Wilson.

E aquí, un nuevoy fulgurante clásico

de "Página 2".

(MUGIDO DE UNA VACA)

Dolores, estaba pensando

que el temade la muerte de esos bebés,

también está muy presenteen los mismos cuentos infantiles

que nos han contadotoda la vida.

Yo tengo una gran influenciade los Grimm.

Yo era una gran lectora de Grimmen la infancia,

y luego los he vuelto a leeren sus versiones originales,

y, seguramente, sean casiel origen del terror

y del misterio.

Creo que esos bosques tan oscuros,

tan primitivosy milenarios

con esos árbolesterriblemente grandes,

esos techos de hoja,

es muy evocador y seguramente estéen mi esencia desde la infancia,

y vuelven a aparecer.

Tengo la impresiónde que en esta entrega

Amaia esmás consciente que nunca

de que ese contraste entrelo irracional y lo racional,

entre el método policialy las viejas tradiciones,

entre el análisisy la intuición.

Creo que es conscientede que eso es muy frutífero.

Amaia ha ido aprendiendo,ha aprendido mucho.

Cuando regresa a Elizondoen la primera novela,

realmente no quiere regresar.

Se fue de allí en su momentoy nunca ha querido volver.

Y vuelve obligada por estaral frente de esa investigación.

Pero ella, con el transcurso deltiempo y de estas tres novelas,

su experiencia con la maternidad,

con lo que ha ido descubriendoen torno a sus propios orígenes,

a lo que ocurrió cuando nació,

las razones por las que Rosario,su madre, siempre la ha odiado,

es antinaturalque tu madre te odie.

Todo esto le ha hecho aprender.

Siempre te has documentado mucho,pero el éxito abre más puertas

para buscar documentacióne información.

Sí. Al menos ves queno ponen caras tan raras,

porque ya saben quién soy.

Al principio, le decías a alguien:

Estoy escribiendo un libro y quieroinformación sobre este tema.

Desde la propia policía,

que inicialmenteson un poco prudentes,

hasta ver qué eslo que estás haciendo,

hasta cualquieraa quién le pidas información.

Al principio me metíen algunos problemas

por entrar en páginas web,buscando.

Claro, buscas "FBI"y luego buscas "armas"

y luego buscas"maquinaria de laboratorio"...

...te metes en problemas.

Nos comentabas antes queno descartas la posibilidad

de que Amaia Salazarregrese en un futuro,

pero ¿y ahora qué?

Bueno, ahora te puedo decirque lo primero que hice

cuando terminé yentregué la novela

fue tomarmeun pequeño descanso.

Me fui al escenariode lo que será la siguiente novela.

Un escenario muy potente, diferente,no es este, es otro.

pero un escenario que me transmitelo mismo que este:

una gran fuerza y esa sensaciónde que tengo que ir allí.

¿Ese escenario es un secretoo lo puedes desvelar?

Se mantiene en secreto, de momento.

Y pronto, la películade "El guardián invisible".

Ya te conté cuando estuvimoshablando de "El guardián invisible",

que había sido algo inmediato,

y fue una sorpresa para mí.

Tampoco sabíaquién era Peter Nadermann,

y, bueno,el año pasado estuvo por aquí,

estuvimos viendo estos lugares,

visitando lugares como este,

y me prometió que se rodaría aquí.

Ya se ha anunciado queen breve empezarán a rodar.

En unos díasanunciarán el casting

el director y guionista.

Sé que te contaban muchos cuentoscuando eras niña,

y nosotros solemos pedira nuestros escritores invitados

que recomienden alguna lectura

para los jóvenes espectadoresque siguen "Página 2".

¿Qué podría leer un niñoque nos estuviera viendo ahora?

Hace algunos días,llegó a mis manos

una reedición de los cuentosde Ana María Matute,

y se lo llevé a mi hija,Casta, de nueve años,

y se lo ha devorado.

Lo cogió un poco excéptica,pero le enganchó.

Es "El país de la pizarra".

Hola, el libroque os voy a contar

se llama "Charliey la fábrica de chocolate",

que es este y el autorse llama Roald Dahl.

(HABLA ELLA) Trata de un niño

que quería entraren una fábrica de chocolate,

porque le gustaba muchoel chocolate.

Y se puso a buscar,el día de su cumpleaños,

una tableta,para encontrar un...

...un... (RÍE)

No me sale.-Un billete.

Un billete de oropara entrar en la fábrica.

Si querían, podían ir con alguienque fuese un adulto,

y él eligió a su abuelo,

porque les gustaba muchoel chocolate

y estaban muy obsesionadoscon Willy Wonka,

el dueño de la fábrica de chocolate.

Entonces, fueron a la fábrica

y se encontraronhaciendo un tour,

y Willy Wonka les guió,

y se encontraronmuchas cosas fantásticas.

Mi personaje favoritosería el abuelo,

el abuelo de Charlie Bucket,

porque a pesar de ser pobre

el abuelo le dio un poco másde dinero para comprárselo.

Y por eso me gusta,porque es buena persona

y porque le gustael chocolate igual que a mí.

Pues mi personaje favoritoestaría entre

Charlie Bucket o Willy Wonka.

Muchas veces Amaia Salazar

cruzó este puente de Muniartea,en Elozondo,

donde hoy os recomendamosun nuevo libro

del reciente Nobel deliteratura Patrick Modiano,

"Accidente nocturno",

publicado en 2003,pero inédito en España,

donde una mujer atropellaa un joven en el centro de París,

y el chico hará lo imposiblepor encontrarla.

Una historia detectivescaa descubrir.

Frente a la iglesia de Santiago

donde se celebran los funeralesde algunas víctimas

de las novelasde Dolores Redondo,

os presentamos el librode otra ganadora del Nobel.

Nos referimos a Alice Munro,que lo consiguió en 2013.

Se trata de una antologíade sus mejores cuentos,

realizada por la propia autora

y donde se muestra lo mejory lo peor de nosotros mismos.

En varias ocasiones Amaia Salazarvisita este cementerio,

donde hemos encontradolo nuevo de Marcos Ordóñez.

Una biografía noveladade Perico Vidal,

ayudante de dirección de películascomo Mr. Arkadín,

"De repente, el último verano"o "Laurence de Arabia".

Fue ayudante de Orson Wells,

Manckevich o David Lynch.

Un grande entre los grandes.

No recuerdosi hemos hecho ya una adaptación

de novela escritaa 4 manos como ésta.

Creo que no,igual me falla la memoria,

pero creo que esla primera vez.

¿"Rastros de sándalo" de qué va?

Es una adaptación de un libroAsha Miro y Anna Soler-Pont.

Es una historia muy de caraa ser solidario y humanitario,

y se centra en dos hermanas indias

que de pequeñasson separadas a la fuerza

y cada una tomauna vía distinta.

Una de ellas, de mayor,

se convierte en una estrella de cinede Bollywood en la India.

La otra crece en Barcelonasin saber de sus orígenes indios,

adoptada por una familia catalana.

La mayor decide viajar a Barcelona,años después

buscando pistassobre su hermana pequeña.

Por eso comentabaslo del tema solidario.

Totalmente, sí, totalmente.

(PELÍCULA) Una, dos...

No puedes ir, es demasiadodoloroso para ti.

Lo que me duele es no saberdónde está mi hermana pequeña.

En relación al argumentoque comentabas antes,

veo que efectivamentehay diferencias,

como en el personajedel niño etíope.

Sí, es una de las diferenciasprincipales.

La guionista,una de las escritoras de la novela,

ha decidido prescindir de unade las historias de la novela

que, por un lado, cuenta lahistoria de las hermanas indias

y, por otro, la de Salomon,

el niño etíope que se ve obligadoa emigrar a Cuba.

Esta historiano entra en la película,

que se centra soloen las dos hermanas.

(PELÍCULA) Te he estadobuscando toda mi vida.

Tengo pruebas que demuestranque tú y yo somos hermanas.

El pasado de los personajestambién cambia.

Sí, hay algunos cambios pocosignificativos, pero están ahi.

En la novela te explican

que no solo son dos hermanas,sino tres

y que al fallecer la madreen el parto de la tercera, de Sita,

la hermana mayor se encargade amamantar a la niña.

Pero en la película, el personajede la tercera hermana no aparece

y no queda claro,al contarse a modo de elipsis,

cómo educa Mina, la mayor,a su hermana pequeña

durante sus primerosaños de vida.

(PELÍCULA) No te fíes.

Busco películas donde salgauna actriz llamada Mina Kumar.

Las tenemos todas.

Una vez separadaslas niñas a la fuerza,

la novela cuentaque la hermana mayor

trabaja en una fábrica textildonde la explotan.

Lo que sirve a las escritoraspara denunciar

la situación de los niñosque trabajan en estas condiciones.

En cambio, en la película, la partede la fábrica no aparece

y sí que hay un episodio

en el que las niña vana un prostíbulo para trabajar,

y ella huye de allíy entra a trabajar

en casa de la familia poderosacon la que se cría.

Ese aire cosmopolitaque tiene la novela,

la mezcla de romanticismoy drama a la vez,

puede resultar una lecturaagradable para mucha gente.

¿Qué te ha parecido la película?

Yo veo en el desarrolloproblemas de credibilidad,

pero si te abstraes de estoy lo ves como una película sencilla,

de carácter solidariosobre la convivencia de culturas,

casi como un cuento,puede funcionar.

Tiene un aire de cuento,la adaptación.

Sólo hay que pasearpor estos bosques

para ver que el vallede Baztán es mágico.

Te atrapa misteriosamente

y en seguida intuyesque formas parte de él.

Nos encantaríaque todas las semanas,

con más o menos magia,

sintiérais lo mismopor este programa.

(LEE) Durante la primavera pasada,

James la había convencidopara visitar Infernuko Errota,

"el molino del infierno",

uno de los lugares más mágicosy especiales de Baztán.

A unos 15 km por aquella carretera,

se llegaba hasta Etxebertzeko Borda

y desde allí partía el camino,que solo podía hacerse a pie

o montado sobre los lomosde un burro.

El molino del infiernofue vital para la supervivencia

de los soldados que se echaronal monte durante las guerras.

Construído sobre tres troncosque cruzaban el río

y con paredes de madera,en los tiempos de racionamiento,

la gente de Baztán veníanaquí durante la noche,

con sus burroscargados de grano,

para molerlo clandestinamentey obtener la harina

con la que alimentara sus familias.

En Baztán siemprese ha encontrado la manera

de hacer lo que hay que hacer.

Página Dos - Dolores Redondo - Ver ahora

La playa de los ahogados, de Domingo Villar

Domingo Villar es uno de los autores de género policiaco más populares de las letras españolas, por eso no es de estrañar que tarde o temprano llegase a los cines la adaptación de una de sus novelas. Apasionado también del cine, en esta ocasión el propio Villar participó en la creación del guión junto al cineasta Felipe Vega.

01h 32 minTranscripción completa

(Música)

¿No entras?Está dormido.

Está Leo aquí.

Hola, tío, ¿cómo estás?

(Llaman a la puerta)

Buenos días, doctor.

Doctor.

¿Alguna novedad?No, no, no.

(SUSURRA)

No entiendo.¿Qué dice, tío?

(SUSURRA) Que apuntes al doctoren el libro de los idiotas.

¿Que apuntes al doctoren el libro de los idiotas?

¿Es verdad que tenéisun libro de idiotas?

¿No lo sabías?No.

¿Quieres que te lleve a algún lado?Depende, ¿dónde vas?

A mi casa. No querrás que me quedeaquí con este ambiente.

¿Si te acompañome puedes traer mañana?

Pues claro.

(Música)

Es de la última cosecha, Leo,a ver qué te parece.

Está bueno.

Y eso que aún le falta un poquito.

Está muy bueno.

¿Los apuntas ahí a todos?

A todos no.Hace años que dejé de actualizarlo.

Me daba demasiado trabajo.(RÍE)

(Móvil)

Espera, espera. Sí, dime, Rafa."¿Dónde anda, jefe?"

¿Qué pasa? ¿Ocurre algo?

Han encontrado el cadáver de unhombre en una playa de Panchón.

¿Un marinero?"¿Cómo quiere que lo sepa"?

¿Va a tardar mucho?

La forense ha preguntadosi podemos pasar a recogerlo.

Bueno, pues ve tú a recogerlo.¿Yo solo? ¿Y usted?

¿Yo?

Aquí tengo, por lo menos,hasta mediodía.

Muy bien, pues nada, ya voy yo.Bueno, venga, hasta luego.

Hola.

Rafa.

De buena se ha librado.¿Dónde estaba?

¿Has comido?¿Comer? No, no voy a comer.

Pues yo me muero de hambre.¿Me acompañas y me cuentas?

Cuando lleguéya estaba el cuerpo fuera,

estaba echando espumapor la nariz y por la boca.

¿Un marinero?(ASIENTE)

Se llamaba...

Justo Castelo.

En el pueblole conocen como El Rubio.

El domingosalió en su barca a navegar

y ha aparecidoflotando en la orilla.

¿Iba solo?

Llevaba las manos atadascon una brida de plástico.

Un suicida.

El forense dice que no.¿Por qué?

¿Seguro que no quieres?

Está buenísimo.No, no, de verdad.

No me digas que es la primera vezque ves un ahogado en tu vida.

No, no.

En mi tierra alguna vezaparece uno en el río, pero...

A mí es que los muertos...

Y ese Castelo, ¿no?Justo.

¿Eh?Justo Castelo.

¿Tenía familia?

Ni mujer ni hijos, pero la madrey la hermana viven en el pueblo.

Esta tarde viene la hermanapara identificar el cadáver.

¿Hablaste con ella?

¿No te dijo nada?

¿No hablaste con algún vecino?¿Con nadie?

¿Usted qué cree?

Pero esto es lo de siempre.

La gente abre la bocapara no decir nada.

Perdón, que a veces se me olvidaque es usted uno de ellos.

(Música)

Rafa, entra si quieres.

Os puedo adelantar que murió ahogado.

(SUSURRA) Para saber esono hace falta una autopsia.

Tenía los pulmones encharcados,

así que estaba vivocuando cayó al agua.

¿Te ha contado Rafael que teníalas manos atadas con una brida?

Sí. Y que no creesque se las atara él mismo.

No.

Pues no sería el primero.No, no, a este se las ataron.

¿Por qué?

¿Cómo te ceñirías una brida?

No sé...

Con los dientes.Efectivamente.

Y el cierre quedaría aquíen la zona de los pulgares.

Pero en este caso estabaen la zona de los meñiques.

Pudo moverse después.No, no, mira la herida.

Demasiado apretada como para moverse.Y hay otra cosa.

La mayoría de los golpes que vesson traumatismos post mortem,

pero hay uno provocado en vida.

Se lo tapa el pelo,pero tiene más o menos...

Esta forma.

Le golpearon con algo alargadoy con una bola en la punta.

O sea, que según tú,primero lo golpearon,

luego le ataron las manosy le tiraron al agua.

Por ese orden.

¿Y la hora de la muerte?Pues... 2-3 días.

La última vez que le vieron con vidafue domingo por la mañana, ¿no?

Sí.Pues eso, tres días.

Muy bien.

Sus cosas las tiene Clara García.Muy bien.

Esa es la ropa que llevaba puestay estas sus pertenencias.

Las llaves, la medalla de la Virgendel Carmen y una figa.

¿Una qué?

Es un amuleto.Una figa.

¿Nada más?

También una bolsita con polvo blancoen un bolsillo.

¿Droga?

Supongo. Estaba mojada,la mandé al laboratorio.

¿Esa es la brida?Sí.

Nunca había visto una así.

Yo tampoco, pero no he encontradonada que identifique al fabricante.

Eso es chino.

Últimamente todo es chino.

¿Qué pasó con el barco?No sé.

-Perdón, inspector,está aquí la hermana, Alicia Castelo.

¡Clara!

Hola, soy el inspector Caldas.

Siento mucho lo de su hermano.Muchas gracias.

El sábado estuvo en mi casa.

Venía casi todas las tardesa ver a mi madre.

Está impedida y vive conmigo.

Mi marido pasa muchos meses embarcadoy nos hacemos compañía las dos.

¿Su hermano estaba bien?

Estaba como siempre.

¿Sabéis si había discutidocon alguien o le preocupaba algo?

¿No?

¿Alguna amistad nueva o extraña?

¿Drogas?

No sé qué le habrán contado,pero Justo dejó eso hace mucho.

Mucho es...Años.

Gracias.Bueno...

Acompáñala dentro, anda.

(Móvil)

Caldas, la sustanciade la bolsita es sal.

¿Sal?Eso han dicho.

Yo me piro, chao.Bueno.

Chao.

(Música)

Buenas noches.

Oye, Carlos.

¿Tú por qué crees que alguienllevaría en el bolsillo del pantalón

una bolsa con sal?

No lo sé, Leo. Me rindo.

¿Por qué?

No es una adivinanza,es por si lo sabías.

Vete al carallo.Te pongo una de pulpo.

¿Sí?"Soy yo, lo viniste?"

No pude acercarme al hospital.¿Cómo sigue el tío?

"Bueno, más o menos".Bueno...

Mañana tengo que acercarme a Panxóna primera hora.

A ver si me puedo pasar a la vuelta.

(Música)

(HABLA EN GALLEGO)

Dos kilos y medio.Y medio...

(HABLA EN GALLEGO)

El de la boina y las barbas canosases uno de los compañeros del muerto.

El otro es aquel de naranja,se llama José Arias.

Empezamos por el marisco.Bien.

(HABLA EN GALLEGO)

¿Esos son hembras preñadas?

Son, pero no es por compasión.

Sin pesca no hay pan, amigo.

¿Cuándo vio a Castelopor última vez?

Estuvimos juntosen la subasta del sábado.

¿Estaba bien?Estaba como siempre.

¿Y el domingo?

El domingo no pescamos.Ya...

Pero el domingo por la mañanavieron a Castelo salir al mar.

Lo verían.Cuidado con los pies.

¡Coño! Gracias.

¿Quiere que le eche una mano?No, no hace falta.

Y...

¿Sabe si Castelo tenía algúnproblema con alguien por el puerto?

La verdad es que no teníamosmucho trato. Fuera de esto, no...

Ya, se llevaban mal.

Ni mal ni bien.¿Entonces?

La vida, amigo.(RÍE)

Ya está todo vendido, ¿eh?No, no. No venimos a comprar nada.

Soy el inspector Caldas de Vigo.

Estamos aquí por lo deJusto Castelo. Ya sabe, ¿no?

Los domingos no hay lonja, ¿verdad?

Los domingos descansamos todos.

Ya, pero es que le vieron salira pescar el domingo por la mañana.

No.

A pescar seguro que no iba,dejó las nasas en el espigón.

Que ojalá fuese a pescar.

Porque una cosa es morir faenando,pero echarse uno mismo al mar.

Cuánto miedo debía tener.

Literatura española que salta a la gran pantalla: De Dolores Redondo a Eduardo Mendoza

¿Miedo de qué?

¿Nadie le ha habladodel capitán Sousa?

No.

Inspector.

¿Quién es el capitán Sousa?¿Va a hablar con Hermida?

¿Tendría que hablar con Hermida?

Él es el que mejor conocetoda esa historia.

-No, ahora no, gracias.

El capitán Sousaera el patrón del Xurelo.

Un pesquero de unas 20 t,más o menos.

Como aquel, ¿ve?

(HABLAN EN GALLEGO)

Tenga cuidado no resbale aquí.

Solían ir unas millas al nortea faenar.

Una noche que había tormenta,hará 10-12 años,

el Xurelo se fue contra una piedra.

Y los marineros que iban a bordose salvaron tirándose al mar,

pero el capitán Sousase hundió con el barco.

¿Se ahogó?Sí.

¿Y eso qué tiene que vercon Castelo?

¿Cómo que tiene que ver?

El Rubio era uno de los tresmarineros que iban a bordo.

Sigo sin comprender.

Mire, inspector,

aquí últimamenteestán pasando cosas muy extrañas.

El barco del capitán Sousanavega por las noches por la bahía.

¿Qué?

Que navega por la bahía por la noche.

¿Pero no se había hundido?Hablamos de uno parecido, hombre.

Es eso, ¿verdad?Sí...

Toca madera.

Yo lo vi.

Una vez, pero lo vi.

Cerca del faro, una noche.

Estaba lejos,pero estoy seguro de que era él.

Y dicen que El Rubio también lo vio.

Para mí que se tiró al mar

porque no debía tenerla conciencia muy tranquila, ¿sabe?

Y ahora, si me permiten,tengo que trabajar.

Sí, sí, claro, claro.Gracinhas.

Date una vuelta

a ver si encuentras al que vioa Castelo salir al mar.

Yo voy hasta su casaa ver si hablo con la hermana.

¡Me cago en los muertosdel marinero,

sus supersticiones y su puta madre!¿Qué te pasa?

Que me ha escupido en la bota, coño.(RÍE)

(Música)

Es para el entierro.

¿Cómo está su madre?

Mal.

¿Y usted pudo dormir?

Eso fue el año pasado.

Pescó un pez luna.

Fueron sus 15 minutos de fama.

Hasta vinieron de la televisióna hacerle una entrevista.

¿Le apetece un café?Sí.

Iba a prepararme uno.

Gracias.

¿Azúcar?No, no, no.

Yo lo tomo así, lo tomo solo.

Ayer me preguntó si había notadoalgo diferente en mi hermano.

Justo venía casi todas las tardesa casa a ver a mi madre.

No hablaba mucho,pero estaba un ratito con nosotras.

Se sentaba junto a la ventana

y empezaba a silbar.

Hace un par de semanas,un día se sentó, como siempre,

pero no silbó.

Y ya no lo oímos silbar nunca más.

Podría estar preocupado por algo.

Lo que sé es que mi hermanono se mató, inspector.

Nunca le causaríatanto dolor a mi madre.

Algunos de sus vecinosme hablan del capitán Sousa.

No sé si le conoce.

Sí.

Mi hermano navegó tres años con él.

El capitán le ayudóa apartarse de la heroína.

Nunca podremos pagarle lo que hizo.

Naufragaron el 4 de octubre del 2001.

Justo y los otros dos marineroseran jóvenes y se salvaron,

pero el capitán... Pobre.

¿Qué fue de los otros dos?

Marcos Valverdese casó con una veraneante,

se quedó aquí en el pueblo.

Y José Arias se marchóa trabajar el mar del Norte.

¿Arias?

Conocí un Arias en la subasta.

Volvió al pueblo hace un par de años.

Pero me dijoque no se trataba con su hermano.

Aquella noche les cambió la vida.

¿Le ayudo?No.

Una mujer vio salir a Casteloa las 6:30 de la mañana.

Iba solo.

Al parecer, su barco fueel único que salió el domingo

porque hizo malo.¿Qué hay de Sousa?

Dicen que lleva tiempoamenazando a Castelo, dicen.

¿Le ayudo o no?¿Amenazando cómo?

Que le hizo una pintada en el barco

que Castelo se puso pálidoal ver lo que ponía.

¿Me deja?¿Qué ponía?

No sabemos, llevó la barcaa un carpintero y lo borró.

¡Rafa!¿Qué quiere?

¿Y ese carpintero dónde vive?Tiene un taller en el puerto.

El Rubio me trajo hace dos o tressemanas el bote auxiliar.

Traía algo escrito en letras rojas.

Me pidió una lija y pinturay lo cubrió el mismo.

¿Pudo leerlo?

Había una fecha.

4 de octubre...

No recuerdo el año.2001.

Puede ser.

Debajo me pareció que ponía asesinos.

¿Asesinos?

(Música)

"¿Sí?"Hola, soy el inspector Caldas.

Quisiera hablar con Marcos Valverde."No, no está".

¿Con usted podría hablar?

"Sí, les abro".Gracias.

(Música)

¡Joder! Vaya casita, ¿no?¿Te gusta?

La compramos hace dos años.Era de un arquitecto de Madrid.

Nos costó mucho que nos la vendiera,¿eh?

Pero Marcos sabía que a mí me gustabay no paró hasta convencerle.

Tiene un don para eso.

Por favor.

Es muy bonita.Gracias.

Pero los inviernos aquíson muy duros.

Me paso el año deseandoque llegue el calor y la gente.

¿A qué se dedica su marido?

A demasiadas cosas.

Construcción, gasolineras...Ahora le ha dado por hacer vino.

Se pasa la vida metido en esa bodega.

Nos han contadoque también trabajó en la mar.

Sí, pero a Marcosno le gusta hablar de eso.

Sobrevivió a un naufragiodonde murió un hombre.

Ya, precisamente, el marineroque apareció ayer ahogado

formaba parte de esa tripulación.

¿Sabes si su maridoy él se seguían viendo?

No.Marcos no trata con ninguno.

Yo creo que los evita propósito,como defensa para no...

Para no recordar.

Usted sí conocía a Castelo, ¿verdad?

Sí, alguna vezle he comprado marisco, sí.

Con quien yo me llevo muy bienes con su hermana Alicia, la maestra.

Gracias.

Es de lo mejorcitoque hay en el pueblo.

¿Ha anotado si su marido estabamás preocupado últimamente por algo?

Marcos siempreestá preocupado por algo.

¿Usted conocía al capitán Sousa?Y lo que dicen de él.

En un pueblo pequeño no se puedentener secretos, ¿verdad?

Pero él le habrá contado que...

Mi marido no tiene tiempopara supersticiones.

¿Seguro que no quiere que le espere?

No, prefiero que vayas a verdónde se pueden comprar esas bridas.

Mira quién está aquí.

-Hombre, Carlitos.

Qué sorpresa.

-Te quedas a comer, ¿verdad?-Naturalmente que sí.

Sabes que no eres el primer Caldascon el que hablo hoy.

¿Ah, no?

Tu padre me llamó hace un momento

para preguntarmeel nombre de un imbécil.

Sí, los apunta en un cuaderno.Dice que es el libro de los idiotas.

¿Pero todavía sigue con eso?

Yo creo que empezócuando tu madre aún vivía.

Te está sentando bien la jubilación,¿eh?

Lo cierto es que un médiconunca se jubila del todo.

Pero no me puedo quejar.

Además, ahora tengo tiempopara salir de pesca todos los días.

Estás en Panchón por lo del ahogado.

Sí.

¿Tú llegaste a ver el cadáver?No, ya no me llaman para eso.

¿Qué pasa? ¿Había algo raro?No lo sé.

Parece un suicidio de manual.

El Justo Castelo era un tipo raro,solitario.

Y tirarse al mar atadoes típico del que no quiere fallar.

Además, las adiccionessuelen presentar cuadros depresivos

con el paso del tiempo.

Sí, llevaba una bolsitacon una sustancia extraña.

Pero resultó ser sal.

Eso es un amuleto.¿La sal?

Sí.

Unos prefieren la figay otros la bolsa de sal.

Pues llevaba las dos.

¿Crees que puede serpor el capitán Sousa?

Siempre hubo algo extrañoen aquel naufragio.

Lo primero, que la nocheno estaba para navegar

y Sousa no era ningún imprudente.

No se entiende que no pidiera abrigoen algún puerto.

¿Dónde se hundió el barco?

Aquí, cerca de la isla de Sálvora.Sálvora.

Otro misterio.

Se fueron contra unas rocasque conoce cualquiera

que haya navegadopor allí dos veces.

Sousa tenía que conocerlas.

Encontraron su cadáversemanas más tarde

en las redes de un pesquero.¿Estuviste en el levantamiento?

No, lo mandaron a Vigo.Se ocuparía algún forense allí.

Pero alguien lo reconocería, ¿no?Sí, su mujer.

Era su única familia.

Y murió poco después.

Odiaba a esos tres chicos.

Decía que ninguno de elloshabía movido un dedo

para sacar a su marido del agua.Tú también lo crees, ¿verdad?

Lo que sé es que antes del naufragioeran una piña, y luego se separaron.

Tuvo que pasarles algo.Un naufragio es algo.

Algo más, Leo.

Los náufragos que sobrevivencrean lazos perpetuos,

como los soldadosque comparten trinchera.

Y ellos tres dejaron de hablarse.

El Rubio se encerró en su caparazón,Arias emigró a Escocia...

Y Valverde no volvióa pisar un puerto.

Tú estuviste con ellos, ¿no?

Con Arias.Valverde no estaba en casa.

Estuve hablando con su mujer.No parece irle mal.

Dejó la mary se dedicó a hacer casas.

Ya ves cómo tienen el pueblo.

Con la excusa de la arquitecturaracionalista, lo escarallan todo.

Otro que se dedica al vino.

¿Alguien habló de vino?-Sí, pero no es como tu padre.

Valverde busca en el vinoel prestigio que no da el ladrillo.

A tu padre el prestigiole importa un carallo.

Joder, vaya navajas, ¿eh?-Te quejarás tú.

¿Puedes beber o estás de servicio?

Es el de tu padre.Entonces, con más motivo.

Nunca te hablé de aquella mareaen Terranova.

-Ay, lo pasaste tú malen Terranova.

-Mira esta foto.

¿Este eres tú?Sí, y el otro es Sousa.

¿Qué llevaba ahí?Él lo llamaba la macana.

Era una especie de barracon una bola en la punta.

Supongo que se iríaal fondo con ella.

¿Tienes más fotos suyas?Otra cosa no habrá, pero fotos...

-Mira, esta esde la tripulación al completo.

A ver.

Valverde, Arias, El Rubio,el capitán Sousa...

Llévate la carpeta, hombre.

Esa se la hiceunas semanas antes del naufragio.

-¿Y qué tal tu tío?

Ahí va, ahí va.Que sí, hombre, ya verá.

Bah, es usted...

Nada, ni rastro de las bridaspor ninguna parte.

¿Ve cómo ya decía yo que eran raras?En cambio, hay muchos marineros

que juran haber vistoal Xurelo navegando.

En medio de la noche,entre la niebla.

Espera. Espera aquí.

¿Sale a pescar?Voy a reponer unas nasas.

¿Por qué no me dijoque Castelo y usted

navegaron con el capitán Sousa?No lo preguntó.

¿Sabe que alguien pintóla fecha del naufragio

en el bote de Castelo?

Sí.

Y escribieron la palabra "asesino".

No sé qué escribieronen el bote del Rubio, inspector,

en el mío nadie escribió nada.

(Móvil)

¿Sí?

Vamos.

Sí, dime.

Vamos para allá.

Apenas traté con Arias y con El Rubiodurante todos estos años.

¿Por qué dejaron de verse?

Imagino que sabeque sufrimos un naufragio.

Más o menos. ¿Cómo fue?

Había muy mala mar aquella nochey ya volvíamos a casa.

El capitán Sousa iba al timóntratando de no perder el rumbo.

Nosotros tres estábamos a su ladosujetándonos como podíamos.

Hasta que llegó aquella ola.

Nos levantó,

y cuando caímos,oí crujir el casco.

El barco se escoró,

y antes de darnos cuentaestábamos en el agua.

¿El capitán?Ya no volvimos a verlo.

No sé cómo fuimos capacesde llegar nadando hasta la orilla.

Pero lo hicimos.

¿Llevaban puestos los chalecos?

Sí, sin ellos no habríamos salido.¿El capitán también?

El Rubio le ofreció unocuando la cosa comenzó a ponerse fea,

pero el capitán Sousa era...

Era un tipo duro.

Él solo pensaba en salvar el barco.

Ya.

Y si la mar estaba tan mal,

¿por qué no buscaron un refugioen algún puerto de aquella zona?

Imagino que porque llevábamosla bodega llena,

pero eso habría que preguntárseloal capitán.

Sí, claro.

Y después, ¿qué más pasó?

Cada uno siguió con su vida.

El Rubio siguió pescando,

Arias se marchó del pueblopoco después,

y yo salí adelante como pude.No le ha ido mal.

Que no le engañe lo que ve.

No siempre he vividoen una casa como esta,

y nadie me regaló lo que tengo.Claro, claro. Por supuesto.

¿Sabe que hay quien dice que vioal capitán Sousa navegando por aquí?

Ojalá.

Castelo debía tenermás dudas que usted.

Iba cargado de amuletos.

No sé lo que quería El Rubio,inspector. El miedo es libre.

Pero usted no tiene miedo.No, de esas historias no.

Pero ¿sabe?

A día de hoy, aún...

Aún me cuesta meter los piesen la orilla del mar.

Estaba convencido de que le golpearoncon una llave de tubo,

de las que utilizan para las tuercasde las ruedas de los coches.

Pero también pudo ser con esto.¿Hay más fotos?

Sí, pero esta es la mejor.

Antonio...

Antonio Sousa.

Antonio Sousa, patrón de barco.

Ahogado en 2001.Eso es.

Apareció en la red de un arrastrero.Se lo estaban comiendo los cangrejos.

Qué bien.Está completamente desfigurado.

Podría ser cualquiera.¿Se analizó el ADN?

Llevaba la misma ropa,la misma medalla. No hizo falta.

Hay cientos de marineroscon esta ropa y esta misma medalla.

Lo identificó la viuda.¿La viuda?

La vida no querría ni mirar.

Habría identificado a cualquierapara enterrarlo cuanto antes.

¿Qué es lo que quieres oír, Leo?

Lo que quiere saberes si puede ser otra persona.

¿Otro abogado con la misma ropa,la misma complexión?

Solo dime si es posible.

Vámonos, ¿no?

No te gusta el sitio.

(Murmullo)

¿Le pongo otra?Una.

Por cierto,la bolsa con sal es un amuleto.

Me acordé ayer al poco de marcharte.Ya lo sé.

No veo una desde que navegaba.

(Música melancólica)

(LLAMA A LA PUERTA)

Buenos días.Buenos días.

Acaba de llegar el registrode llamadas de Castelo.

Recibía todos los días llamadasdesde una cabina del puerto.

No duraban más de cuatroo cinco segundos.

Hay más. ¿A que no sabea quién hizo la última llamada?

A José Arias.

(Portero)

(Portero)

Estará dormido.

Se ha estadotoda la noche navegando...

Pues que se levante. ¡Arias!

Déjalo.¡Arias!

Déjalo.¡Abre, coño!

Volvemos más tarde.¡Arias!

¡Abre, que echo la puerta abajo!

¡Eh! ¿Qué pasa?

¿Aquí no hay nadie?

José Arias vive aquí, ¿verdad?¿Sabes si está en casa?

Sordo no es.

Vino de la mar a primera hora,pero volvió a salir.

No creo que tarde.

Gracias.(CHISTA)

¡Ah!

Nos dijo que no se tratabacon Castelo fuera de la lonja.

El sábado estuvieron hablandopor teléfono durante ocho minutos.

¿Y eso quién lo dice?La compañía telefónica.

¿Qué pasa, este no es su número?

Perdió una defensay quería saber si yo la encontré.

¿Una qué?

Una defensa, una boya.A veces se sueltan del barco.

¿Y le llevó ocho minutospreguntar por eso?

Vamos.

Rafa.

Me lo creo.Coño que si me lo creo.

Uno pregunta por la boya,el otro que qué boya,

y que pum, que pam,que pim, que pum,

ocho minutos hablando de la boyay no llegan a ninguna conclusión.

(Móvil)

¿Ese culo esel de la mujer de Valverde?

Dime, Clara."Hola, Leo".

Ha aparecido el barco de Castelo.¿Dónde?

Lo encontró un chicomientras hacía pesca submarina

junto al faro de Monteferro.

"¿Aún estáis en Panxón?".Sí.

"Vamos para allá".

Los marineros de aquíllaman a este lugar "la piscina",

porque las rocas sumergidasforman una pared natural alrededor.

¿Y el barco dónde está?

Ahí, sumergido.Con un agujero en el casco.

El que lo hundióno quería que apareciera.

¿No hubiera sido mejorhundirlo lejos?

No. En alta mar, las corrientesarrastrarían los restos a la costa.

En cambio, ahí abajoel mar está quieto.

El único riesgo esque lo encuentre un submarinista.

Pero no hay mucha gente buceandoen esta época del año.

Lo normal es que quedara cubiertode algas ahí abajo para siempre.

¿Es posible que el cuerpode alguien que se ahoga aquí

pueda aparecer en una playaal otro lado del monte?

Creo que no.

Habría que preguntárselo a alguienque conozca bien estas corrientes.

El faro está aquí arriba.

El cuerpo de El Rubioapareció en esta playa.

La corriente va en esta dirección.

Por lo cual,si se hubiese ahogado en el faro,

el mar lo arrastraría hacia allá,nunca lo traería a la playa.

¿Comprendes?Sí, más o menos.

Mira, yo pensaba salir a pescar.¿Por qué no me acompañas?

Lo entenderás mejor en el mar.Venga.

¿Qué pasa, artista?

-Buenos días, doctor.-Está quedando preciosa.

Este chaval es un fenómeno.

La prueba evidente de que Dioshizo al hombre con dedos de más.

Ayer estuve rebuscandoentre mis fotos viejas

y encontré esto.

Ahí está tu madre.

Supuse que te gustaría tenerla.

(Música melancólica)

Mira, el sitio aquíes perfecto para esconder algo

porque abajo el mar está en calma.

Pero hay que ser de aquípara conocerlo.

Allí se puede desembarcar, ¿no?Sí. Además, eso.

Es el único lugar en este ladoel monte donde se puede desembarcar.

Pero ¿hemos venido aquía pescar o qué? Vamos.

¿No se puede pescar en marcha?

La robaliza no.Pues pesca otra cosa.

Mira el faro.

Hermida dice que vio a Sousanavegando por el faro.

¿Tú creesque nos lo podemos encontrar?

Pues no lo sé.

Pero hay cosasde las que en un barco no se habla.

¿Por qué no volvemos?¿De vacío?

Mira, deja de molestary cébame este anzuelo.

¿Esto qué es?

¡Están vivas!Coño, claro que están vivas.

(VOMITA)(RÍE)

(SUSPIRA)

¿Qué?

¿Te parece bonito escarallarle asía un viejo en su día de pesca?

¿Qué, cómo estás?

Más o menos.

¿Vamos?

Espera.

¿Qué posibilidades hayde que vuelva a marearme?

¿Todavía te queda algo por echar?

¿Pescaste o qué?

Sí, porquería.

Botellas viejas, bolsas...

Mira, hasta una llave de tuercaspara un coche.

Cualquier día tiran un volante.

¿Qué? Espera, espera.

Mira, ahí arriba hay un camino.

Puedes llamary que te recoja alguien en coche.

Ya bastante me jodiste hoy.

Así que también nos mareamosen los barquitos, ¿no?

Toma, para el forense.

¿Se encuentra mejor?

¿Llevaste la llave al forense?De allí vengo.

Dice que la forma coincide,que el lunes lo confirma.

Pero yo no creoque le dieran con ella.

Hombre, si la forma coincide...Ya.

Pero es como lo de esconderel barco ahí, pegado al monte.

Ya oíste que era para que los restosno salieran a la superficie.

Además, desde allíse puede desembarcar sin testigos.

Si alguien se toma tantas molestiasen hundir el barco,

¿por qué no con el arma del crimen?Porque no hay arma de ningún crimen.

Para todo el mundo,Castelo se suicidó. Punto.

Murió ahogado.

De no haber sido porque las bridasno estaban atadas a la altura

de los pulgares,nosotros habríamos pensado lo mismo.

Pues seguimos sin tener nada.

Sabemos que le tenía pánicoal capitán Sousa.

Pero si le dieron con esa llave,la barra no tiene nada que ver.

La barra no,pero están las pintadas,

los amuletos,las llamadas entre marineros...

Además, tuvo que ser alguienque conocía esta costa.

¿Hemos comprobado si hayalguna cámara en las casas

que hay en el caminoque va hacia el faro?

No.

Clara.

(Música suave)

Carallo, sí que tenías hambre.

Es lo primero que comodesde el almuerzo.

Yo solo me mareé una vez,pero fue en el Índico.

¿Índico?

¿Cuántos años navegaste?

15. De los 24 a los 39.

¿Y sabes dónde vi las mujeresmás guapas? En Mombasa.

Mombasa.

Kenia.

Oye, si tú estuvieses navegandopor la isla de Sálvora

y se desatase un temporal,¿dónde te refugiarías?

Vete al carallo,te estoy hablando de Mombasa,

me vienes con Sálvora.

Sálvora está aquí.

Pues supongo que iría a Ribeira,que tiene calado para un mercante.

Pero un pesquero pequeño,

de esos que pasan como muchodos noches en alta mar.

Entonces, en Aguiño.

¡Aguiño!Yo diría que sí.

(Música suspense)

Aguiño, Aguiño, Aguiño.

Pesquero naufraga en Sálvora.

Aquí está.

Mujer desaparecida en Aguiño.

Rebeca Neira, de 32 años,falta de su domicilio.

Rebeca Neira.

Dos mil...

uno.

Rebeca Neira.

Fue vista por última vezcon dos desconocidos.

(Móvil)

¿Sí?"Rafa".

Creo que estuvieron en Aguiño.¿Eh?

"La noche en que se ahogóel capitán Sousa"

se denunció la desapariciónde una mujer en Aguiño.

Fue vista por última vezcon dos marineros.

¿Qué hora es, inspector?

"Escucha la descripciónde uno de ellos".

Joven, delgado,con el cabello rubio.

Llevaba un traje de aguasazul oscuro.

Tiene que ser Castelo.¿Me recoges mañana?

¿Mañana? Mañana es sábado.

A las ocho.

¿Quién era?

Quién va a ser, hija.

Quién va a ser.

Ven aquí, anda.

(HABLA EN GALLEGO)

¿Y Arias?

(HABLA EN GALLEGO)

¡Arias!

¡Llamó por unas putas defensas,por unas putas defensas!

Que no vengo por eso,no vengo por eso.

Es que nadie se explicacómo es posible que Sousa

no buscara un refugioen algún puerto de aquella zona

tal y como estaba la noche.De tormenta.

¿Seguro que no estuvieron en Aguiño?

Yo no le puedo responder a eso.

Puede ser.¿Por qué se echaron a la mar

sin esperara que amainase la tormenta?

No le puedo responder a esoporque yo no gobernaba ese barco.

Yo era un simple marineroen ese barco.

Tranquilo.

¿Le suena el nombrede Rebeca Neira?

¿Quién es Rebeca Neira?Una vecina de Aguiño.

Pasó parte de aquella nochecon un marinero.

¿La recuerda?No.

No, no, deja. Pago yo.Gracias.

Una cosa, inspector.

Dime.¿Hoy es sábado, verdad?

Sí.

Yo no tendría que estar aquí.

Yo tampoco.No me joda, ¿eh?

Estamos aquí por usted.

¿No podíamos esperar al lunes?

El lunes no hay lonja, Rafa.¿Y qué, coño?

Esta gente no se desintegraporque no haya lonja.

A usted le da igual que sea domingo,lunes, por la mañana, por la noche.

Llama por teléfono, suelta su rolloy no se para a preguntar

si los demástenemos cosas que hacer o no.

Si lo dices por lo de ayer...

Por ayer, por mañana, por pasado,por el otro, por el tío de la moto.

No sabía la hora que era.¿Y qué?

No tenemos culpa de que ustedno tenga más vida que el trabajo.

Vamos.

(SUSPIRA)

Les expliquéque llevábamos la bodega llena,

y para el capitán era lo primero.Pero recalaron en un puerto.

No.

¿Seguro?¿Seguro que no estuvieron en Aguiño?

A ver, deje que haga memoria.

Si no recuerdo mal,yo diría que...

Sí, paramos a repostaraquella noche,

pero no sabría decirlesi fue en Aguiño.

¿Pudo ser allí?

Sí, pudo ser.Nunca lo mencionaron.

Estuvieron con una mujer, ¿verdad?

¿Una mujer? ¿Dónde?¿Dónde va a ser? En Aguiño.

No, claro que no.

Una mujer fue vista en Aguiñocon un marinero rubio.

Sí.¿Podría ser Castelo?

Mire, con toda franqueza,creo que es imposible que fuera él.

Si paramos, fue para repostar,tuvo que ser muy poco rato.

¿Vamos hasta Aguiño?

No, déjalo. Ya vamos el lunes.

¿Seguro?Sí.

¡Coño! Mira quién ha venido.

Qué buena cara tienes.

¿Qué, le invitamos a un vinito?

¿Qué se celebra?

Que por fin su sobrinoha venido a verle.

¡Vale!

Se va a casa mañana.

Con oxígeno, pero va a instalarseconmigo en la finca.

¿Lo vas a aguantar?

Te avisaré para que me echesuna mano cuando le den el alta.

Oye, Leo, ¿cómo se llamabael novio aquel de Aurora?

¿Cuál?

Aquel que era tonto del culo.

Jaime.

¡Jaime!

(Música suave)

La denuncia la puso Diego Neira,el hijo de la mujer desaparecida.

Era menor, fue acompañadopor una mujer del pueblo.

Y él es el único que la viocon El Rubio y con el otro.

¿Y qué pasó con ella?

No lo sé, porque en el expedientesolo consta la denuncia.

Esa era la casa de Rebeca Neiray de su hijo.

¿Y qué?No le han dicho ni pío, ¿verdad?

Se fueron del pueblo hace unos años.Afortunadamente, el compañero

que recogió la denunciatodavía sigue viviendo aquí.

Yo ya no soy compañero de nadie.Me retiré.

Bueno, estamos investigandoel asesinato de un marinero.

¿Aquí, en Aguiño?Podría tener que ver con esto, sí.

Verá. En la denuncia,

Diego Neira hace alusióna un marinero rubio.

Creemos que podría ser este.

Naufragaron a pocas millasde aquí, en Sálvora.

El patrón se ahogó.

No sé cómo puedo ayudar.

Nos gustaría poder hablarcon Rebeca Neira o con su hijo.

Sabemos que ya no viven aquí.

No.

Rebeca se marchó aquella nochey no volvió por el pueblo.

¿No volvió?Se largó con uno.

¿Con uno? ¿Con quién?Con uno cualquiera.

Ella era así.Pero ¿la buscaron?

Un tiempo.

Hasta que alguien contóque la habían visto en algún sitio.

¿Eso se comprobó?

¿Y el muchacho?

También se esfumóal cabo de unos días.

Creo que la madre vino a buscarlo.

Pero el chico no retiró la denuncia.

Le daría vergüenza admitir que todoera otra aventura de su madre.

¿La mujer que acompañó al chicoa poner la denuncia

sigue viviendo en Aguiño?

Aquí tes. Verás como en dous,tres días, mellora.

-Ben. Moitas grazas, Irene.-Nada. Ata logo.

¿Sí?Buenos días.

Buenos días.

Soy el inspector Caldas.Él es el agente Estévez.

Venimos desde Vigo.¿Por el robo otra vez?

No, no, no. Tratamos de localizara una vecina de Aguiño.

Se llama Rebeca Neira.No sé si usted la conoce.

Sabemos que ya no vive aquí.

No, Rebeca no vive en ningún lado.

¿Murió?

No murió, la mataron.

¿Cuándo?

En el 2001.

Aquella noche, Rebeca salió a comprarcigarrillos al bar del puerto.

Como siempre que se quedabasin tabaco por la noche.

"Diego se quedó adormilado en el sofáviendo una película".

(Música suspense)

-No vais a venir a mi casa.

Está el niño. Otro día.

(IRENE) "Diego entendióque estorbaba y se marchó".

-¡Diego! ¡Diego!

-"El pobre no sabía dónde ir.Era tarde.

Se paró y vio a unode los hombres entrar en la casa".

"El otro se marchó hacia el puerto.

Tenía el pelo rubio".

A Diego le pareció extranjero.

En la denuncia no se describeal que entró en la casa.

Porque no pudo verlo.Nunca supimos quiénes eran.

A Diego le parecieron marineros,pero no podían serlo.

La flota estaba amarradapor el temporal.

Un barco que llegase esa noche debíaestar por la mañana en el puerto,

y aquí no había más barcosque los del pueblo.

Ya.Pegamos carteles por todas partes.

Organizamos batidas durante díasbuscándola, pero nada.

¿Y por qué cree que está muerta?

Porque no se habría idodejando a su hijo.

Además, Diego vio una mancha.Le pareció de sangre.

Eso tampoco figura aquí.

No le dio importancia hasta despuésde poner la denuncia.

¿No se lo contaron a este señor,al policía...?

Somoza.¿A Somoza?

No.

Somoza había tenido un problemacon Rebeca años antes.

Siempre fue un cerdo.

Rebeca le denunciópor intentar pasarse de la raya.

La cosa quedó en nada,pero Somoza no se lo perdonó.

En la comisaría puso en dudacada cosa que Diego le contaba.

Lo humilló. No hizo nadapor buscar a su madre.

Y el muchacho, Diego Neira,¿dónde podemos encontrarlo?

Se marchó al poco tiempo a casa desu abuela, vivía al norte, en Ferrol.

Me llamaba de vez en cuando,y no sé...

Seguía teniendo pesadillascon el hombre rubio.

¿Siguen en contacto?No. Hace siete u ocho años

me llamó para decirmeque su abuela había muerto.

Que se iba, pero no me dijo dónde.¿No tendrá una fotografía suya?

No.

¿Puedo preguntar a qué vieneeste interés después de tanto tiempo?

Sí, claro, por supuesto.

Esta es la tripulaciónde un barco que se hundió

a pocas millas de aquíaquella noche, en Sálvora.

Es posible que pasasenunas horas en Aguiño.

El Rubio fue asesinadohace unos días.

Bueno, estamosinvestigando su muerte.

¿Creen que Rebeca iba en este barco?

Muchas gracias.Gracias.

Bueno, pues tenían un buen motivopara echarse al mar

en mitad de atormenta, ¿no?Sí.

Lo que no sé escómo encontró a Castelo.

Panxón está al sur. Y él se fuea vivir muchos kilómetros al norte.

No lo sé, Rafa, yo tampoco lo sé.No lo sé.

Lo que sí sé es que Diego Neira

tenía un buen motivopara matar al Rubio.

¡Arias!

¡Venga, coño, abre ya!

Nadie les va a abrir. Se marchó.

Hace un par de días.Llevaba una maleta.

¿De verdad son policías?

Sí.

¿Están aquí por lo del Rubio?Exactamente.

¡Pobre rapaz! El otro día estaba ahí,donde está usted,

y al día siguiente ya está muerto.¿Cómo?

¿Castelo estuvo aquí,vino a ver a Arias?

No le dijo que estuvoaquí la tarde antes de morir.

¿Les oyó hablar?Estaba desesperado, el pobriño.

Que si les oyó hablar.No.

Pero se le veía en los ojos.

Yo creo que ya había decididoquitarse de en medio.

-Se fue despuésde hablar con ustedes.

Sí, eso ya lo sabemos.

Pero se equivocan buscándolo a él.

No tiene nada que ver con la muertede Justo, no tenían relación.

¿Sabe que estuvieron hablando el díaanterior a la muerte de su hermano?

No fue mi hermano quien llamóa José Arias ese día.

Fui yo.

Le llamé yo desde casa de mi hermano.

Si les contó otra cosafue para protegerme.

Estoy casada y este esun pueblo pequeño.

Bueno, no es solo la llamada.

Su hermano vino a ver a Ariasla tarde antes de morir.

Eso no puede ser.¿Arias no se lo dijo?

No.¿Dónde ha ido?

No lo sé.

Solo espero que no tardeotros 11 años en volver.

Déjala.

Es que no sé qué más puedo decirles,ya les he contado lo que recordaba.

Usted sabía que las pintadasdel bote de Castelo no tenían

nada que ver con la muertedel capitán Sousa, ¿verdad?

Mire, no le entiendo,no sé a dónde quiere ir a parar.

Venimos de Aguiño.

Esa mujer, Rebeca Neira,desapareció la misma noche

en que ustedes naufragaron.

Dos marineros estuvieron con ellaen su casa, uno era justo Castelo.

¿Quién era el otro?Yo no.

No le ha preguntado eso.Mi respuesta está clara,

le digo que no lo sé,no sé quién fue, ¿qué más quieren?

¿Arias?

¿Fue Arias?

Puede hablar tranquilo,se marchó del pueblo.

Encubrir un crimen es un delito.

Escuchen, yo no encubro nada.

Pero no puedo declarar lo que no sé.

(Música)

Ya sé cómo lo localizó.¿Cómo?

El Rubio pescó un pez raro,

vi el recorte de periódicoenmarcado en su casa.

Además, creo que salióen televisión, me dijo la hermana.

¿Cuándo?No sé, el año pasado.

Era hoy, ¿verdad?

Lo siento, papá.

Lo siento.

¿Entonces no vienes?

No, hoy no voy a poder.

A lo mejor mañana.

Mañana, claro.

Arias figura como pasajeroen un vuelo Madrid-Glasgow

el domingo por la mañana,tiene una hija allí.

Eilín.Sí, algo así.

¿Qué más?Sus antecedentes: violación,

lesiones. La última vezdestrozó un bar en Baiona

hizo faltauna patrulla para reducirlo.

No me extraña. ¿Qué hay del chico?Ese es otro fantasma.

¿Cree que puede haber idotras José Arias?

No hay como salir corriendopara que te persigan.

Pues ojalá lleve razón y estéen Escocia, prefiero que sea

otro el que lo detenga.Yo también. ¿Qué más?

Clara Barcia, lo está buscando.

Dice que tiene imágenesde una cámara cerca del faro.

La cámara esta en una casaantes del desvío que lleva al faro.

Tiene un sensor de movimiento,por suerte hay poca cosa.

Esto es a las 6:05.

Un Land Rover va hacia el faro.Nos interesan los que vengan.

Bueno, yo os enseño lo que hay.Bueno.

La siguiente es a las 6:30.

Ese hombre con capuchaque viene caminando del faro.

Demasiado pronto, a esa horaCastelo ya estaba en el mar.

Pues la última es de las 7:30.

El todoterreno regresando del faro.

Y no hay nada más.No.

Espera un momento. ¿Puedes ponerotra vez al que va andando?

¿Se puede ver más grande eso?

¿Qué pasa?Que es el mismo, ¿no?

Yo creo que es el mismo, el que vaandando y el que va en coche.

¿Puedes ponerlas dos imágenes juntas?

Podría ser.Vamos a ver si yo me aclaro.

Un coche va hacia el faroa las 6:05.

Y su conductor baja andando a las...6:30.

Y una hora después el mismoconductor vuelve a bajar

montado en su coche.Sí, pero no lo vemos

ir a recoger el coche.

O volvió monte a través o teníaque haberlo pillado la cámara.

Rafa, ¿quién vio a Castelo eldomingo por la mañana salir al mar?

Una señora mayor de allí.Pregúntale cómo iba vestido.

¿Qué llevaba puestocuando lo sacasteis del agua?

Un impermeable azul finito.

Seguro que esel mismo coche, ¿verdad?

Seguro, eso ya lo comprobé antes.

Es un Land Rover, tiene un rayazoy le falta un retrovisor.

Llevaba puestoel traje de aguas de siempre.

¿Llevaba la capucha puesta?Perdone, ¿llevaba la capucha puesta?

Sí, gracias.

El hombre de la barca

no era Justo Castelo.¿Me explicáis qué pasa?

Seguro que lo atrapó el sábadopor la noche, le sacó

toda la información que pudo,le golpeó, le ató las manos,

y lo tiró al agua,como dijo el forense.

Necesitaba una coartada:la de hacernos creer a todos

que el domingo por la mañanaCastelo estaba vivo.

El cabrón coge el coche, lo llevaal faro, lo deja allí, se viste

como Castelo y se va al puerto.Se deja ver por allí,

agarra la barca de Castelo, se vahasta el faro, y puede hundirla

sin testigos.Se monta en su coche y se va.

¿Pero sabéis quién es?(AMBOS) Diego Nei...

Diego Neira.Barcia.

La mujer de Valverdequiere hablar contigo.

Pásamela aquí.No, no es una llamada; gracias.

Pásamelo otra vez, por favor.

¿Qué pasa, ha ocurrido algo?Nos han destrozado

la puerta del jardín.¿Cuándo?

Hace un par de horas.¿Entraron en de la casa?

No, creemos que no, pero yo no piensopasar otra noche allí.

Supongo que ha venido a poneruna denuncia, ¿no?

Sí. Mi marido no quería, pero yo sí.

Ni siquiera sabe que estoy aquí,hablando con usted. Inspector,

yo estoy preocupada por mi marido.

¿Su marido está en la casa?Buscando un carpintero.

Tranquila.Tengo miedo de que pueda

pasarle algo.No se preocupe.

Nosotros nos encargamos.Tómele declaración, por favor.

Tranquila.Gracias.

Han intentado entraren casa de Valverde.

¿El chico?Eso parece, nos vamos.

Quiero que Ferro y túos acerquéis a Panxón, alguien tiene

que haber visto ese Land Rover,date una vuelta por allí.

Pues no entiendo por qué ha rotola puerta, era más fácil saltarla.

Rafa.

¿Qué están haciendo ustedes aquí?

Veníamos a hablar con usted,¿han entrado en la casa?

No. Son solo un par de maderas rotas.

¿Quiere que le pongaun agente de guardia?

No, van a venir a arreglar la puerta,

y voy a instalar una alarma.Será suficiente.

Castelo ha muerto,Arias se ha marchado,

si ajustan cuentasel siguiente será usted.

Caldas.

Agradezco su ayuda,mándemelos mañana.

¿Llamaron a un carpintero?Sí, es ahí.

Y hay que ponerse el casco, ¿eh?

Clara y Ferro ya están por aquí,dicen que han estado hablando

con un comisario de Ferrolque conoció a Diego Neira.

¿Y?Al parecer Diego Neira

tuvo un accidente hace unos años.¿Y?

El agujero sí erapara entrar en la casa.

¿Cómo?¿Recuerdas el muchacho que bailaba

la cometa el otro día en la playa?

¿Recuerdas que llevabauna pierna ortopédica?

Claro, coño, no puede saltarla puerta, por eso la ha roto.

Exacto. Exactamente, vamos.

(Música)

Jefe, están aquí.Llámame en cuanto tengas algo.

Llevo 10 minutoshablando con Tráfico.

No hay ningún Land Rover comoel que buscamos matriculado aquí.

¿Te contó Rafaque nos llamaron de Ferrol?

Sí, lo del accidente de Diego Neira.

Tuvo que romper la puerta de la casade Valverde para poder entrar

con la pierna ortopédica,creo que lo tenemos localizado.

¿Pierna ortopédica?¿No es cojo?

¿No tuvo un accidente?Pero en una mano.

Se cortó varios dedos con una sierra,era carpintero. Construía barcos

de madera y cosas así.Barcos.

Preparad una unidad,nos vamos a casa de Valverde.

(Sirena)

Rafa.

(Claxon)

Diego Neira.

Hemos estado en Aguiño,venimos a buscarte.

Deja eso en el suelo, Diego.

¿Tú eres tonto o qué? ¿No has oídoal inspector? Venga, deja eso.

Me cago en... Ven aquí.Rafa.

¡Rafa!Ven aquí, coño.

¡Ven aquí!Para qué corres, ¿eh?

¿Para qué corres? ¿Eh?

¿Es el hijo de aquella chica?Sí.

¿Pero por qué ha venido a por mí?Yo no hice nada.

No hacer nada no basta.¿Y qué quería?

¿Que acabase en el fondo del marcomo el capitán Sousa?

¿Quiere acompañarnos a comisaríay nos cuenta lo que sabe?

Cuando quiera.

Llegamos a puertoy nos pusimos a cenar en el puente,

como otras veces.

Arias estaba borrachocuando apareció aquella mujer.

Mira, mira. Mira que peixe,mira que peixe. Terra á vista!

Guapa! Estou buscando unha coma ti!

Saca de ahí, ti.

Los dos se marcharon con ella

y el capitán Sousay yo nos echamos a dormir.

No sabría decir cuánto tiempo pasóhasta que regresaron, solo...

Recuerdo que me despertécon los golpes de las olas.

Luego accedí al puente y...

Y ya está. Arias.

Iba al timón, a sus piesestaba el capitán Sousa.

Malherido.

Tenía sangre en la cabeza.

Unos minutos después puso rumboa las rocas. Nos pusimos el chaleco.

Y muy poco antes de estrellarnosnos lanzamos al agua.

¿Qué pasó con la chica?

Había un bulto en cubiertaenvuelto en una manta.

A una voz de Arias,El Rubio lo enrolló en una cadena.

Y lo tiró por la borda.

Muchas gracias. Eso es todo.

¿Crees que mantendrá su declaracióncuando Arias esté delante?

No sé, le tiene pánico.

¿Qué opinas del chico?

Se niega a hablar, parece en shock.

Solo ha dichoque él no mató al Rubio.

¿Y tú le crees?

No.

Ay, si a mí me dejaran,si ibas a hablar tú o no...

Sabemos lo de tu madre.

Sabemos que no te abandonó.

Acabamos de tomar declaracióna Marcos Valverde.

Nos ha contado todo lo que pasóen Aguiño aquella noche.

¿Fue él?

Arias.

¿Dónde está?

¿Lo van a atrapar?Eso espero.

¿Y qué hicieron con mi madre?

Tu madre está en el mar.

Cerca de Aguiño.

¿La van a buscar?

Solo puedo prometerteque haré lo que pueda.

¿Va a sacarme de aquí?

¿Vas a contarmelo que le pasó a Castelo?

No sé qué le pasó.

Yo no tengo nada que veren la muerte de El Rubio.

¿Y con las pintadas tampoco?Sí, las pintadas sí que las hice.

Ah.Para que confesase.

Quería encontrar al hombreque mató a mi madre.

¿Y qué ibas a hacer con él?

Quería preguntarle por qué.

Bien. Me pongo en tu lugar.

Y entiendo que quieras matarlos.¿En mi lugar?

La juez te creerá si declarasque le presionaste un poco

para que te diera el par de nombres,pero que resbaló tratando de huir.

Tú ya no pudiste hacer nada,en poco tiempo estarás en la calle.

Diego, estoy intentandoofrecerte una salida.

Usted no me ofrece una salida.

Usted quiere que me declareculpable de una muerte.

Yo no he matado a nadie.

Gracias.

(Música)

(RADIO) "En Vigo, no xulgado deinstrución número oito, decretouse

este venres prisión incondicionale sen fianza para Diego Neira, de 26

anos, acusado da morte de JustoCastelo, o mariñeiro cuxo cadáver

foi atopado nunha praiade Panxón hai dúas semanas.

A noticia da detención de Neira,que traballa como carpinteiro naval

nesa localidade pontevedresa,produciu consternación e sorpresa

entre os veciños que sempreentenderon a morte do mariñeiro

como un suicidio".

(TV) "Segundo puido sabera Televisión de Galicia, a vinganza

sería o móbil do crime que estaríarelacionado coa desaparición da nai

do acusado, ocorridahai 14 anos en Aguiño.

Novas probas apuntarían a que amuller, en localización descoñecida

dende outubro de 2001,puido ser asasinada na mesma noite

da desaparición dos membros doXurelo, o pesqueiro no que traballaba

o agora...

En Escocia prosegue a busca de JoséArias. Os feitos polos que se busca,

remóntanse a outubro de 2001, candocoa colaboración doutro mariñeiro,

matou a Rebeca Neira, desaparecidadende entón e cuxo cadáver puideron

botar ó mar".

Han detenido a Arias en Escocia.¿Le han tomado declaración?

Admite que estaba muy borracho,pero lo único que recuerda

es lo fría estaba el agua.¿Cuándo lo trasladan?

No lo sé. Pronto, supongo.

Quería decirle que me voy a cogerun par de días de descanso.

Me parece bien.Y usted también debería descansar.

Y abrir la ventana.

(Música)

Para arriba. Eso es, muy bien.

(Música)

¿De dónde sacaste esa brida?

Me mandaron unas muestras de laasociación de... De bodegueros.

¿A todos los bodeguerosos mandaron bridas como esta?

Sí, ¿por qué?

Llévame a Vigo.¿Ahora?

¡Sí, ahora!

Les agradezco mucho lo que han hechopor mi marido. Si no llega a ser

por ustedes, a saber lo que habríapasado, ¿verdad? Ahí está.

-Ya sé que atraparon a Arias.Sí, en Escocia.

Enhorabuena, inspector, hoyno se van a marchar ustedes de aquí

sin una caja de mi mejor vino.

Su mujer dice que tiene usted el donde conseguir lo que se propone.

Y es verdad.Pero seguro que no sabe

que una joven llamada Rebeca Neirase le resistió a usted.

¿Cómo dice?Y supongo que tampoco sabe

que el capitán Sousa tambiénse enfrentó a usted porque no quería

zarpar en una noche de tormenta.Los dos lo pagaron con la vida.

Eso seguro que no se lo ha contadoa su mujer, ¿verdad?

Imagino que tendrá alguna explicaciónpara mantener lo que está insinuando.

Sí, tengo el testimonio de Arias.De Arias...

Así que ahora Arias ha decididoacusarme, precisamente él

que se esfumó después del naufragioy al que ahora le ha faltado tiempo

para salir huyendo de ese chico.Arias estaba huyendo de usted.

¿De mí? Un hombre como Ariashuyendo de alguien como yo.

Arias solo es fuerte por fuera.No movería un dedo contra usted

sabiendo como sabeque es capaz de cualquier cosa

cuando algo se interponeen su camino. Otra cosa distinta

es Castelo. Castelosí le había perdido el miedo.

Pero quería dormir tranquilo.Pero vamos a ver, cómo se atreve

usted a venir... Cómo se atrevenustedes a venir a mi casa

y acusarme de algo así¡sin una sola prueba!

Tranquilo, ¿eh? Tranquilo.No me toques.

Tenemos la llave de tubocon la que golpeó a Castelo,

que ni siquiera se preocupóde tirarla al mar.

Claro, ¿quién iba a investigarel suicidio de un pobre desgraciado?

Mi coche está aquí,¿por qué no lo comprueba ahora mismo

y nos dejamos de una vezde perder el tiempo?

Sí, sí, lo vamos a comprobar todo.Pero dígame una cosa.

¿Estuvo aquí el sábado por la tardeJusto Castelo? ¿Aquí en su casa?

Puede que pasara a ofrecerlea mi mujer algo de marisco.

A veces le compraba directamentea él. Lo único que sé es

que el domingolo vieron en su barco,

y yo ese domingo estuveen mi bodega desde primera hora.

Puede usted hablar con quien quiera.

Si es de su bodegadebería contestar.

Probablemente quieran avisarlede que unos compañeros nuestros

están allícon una orden de registro.

Ya le dijeque lo íbamos a comprobar todo.

Todo.

¿Cómo no nos dimos cuentade que un constructor no necesitaba

un carpintero de barcospara arreglar la puerta de su casa?

Tiene gracia, ¿eh? Nosotros vinimosa protegerle a usted

y salvamos a ese desgraciadode acabar como su madre, en el mar.

(Teléfono)

¿Sí?

De su bodega.

Tenemos el coche, inspector.Y falta la llave de tubo.

En el maletero estánel traje de aguas y las bridas.

Muy bien.

Está todo.

(Música)

Hoy no sale a pescar, ¿eh?No, hasta que suba la marea no.

Ya me dijeron que estuvoesta mañana en el juzgado.

Casi dos horas.

Me dieron su recadoy se lo agradezco, pero no...

No hacía falta que se disculpara.Yo creo que sí.

Como el pobre del Rubio, a eso vinoél a mi casa la noche antes

de que ese cabrón lo liquidara.A disculparse, a desahogarse.

Además de las pintadas en el barcorecibía llamadas casi todos los días

a cualquier hora y... No podía más.Me dijo que iba a hablar aunque...

Aunque al hacerlo pudieraacabar preso, iba a hablar.

¿La mataron entre los dos?

No, Valverde solo.

Esperta! Ven comigo, ven comigo.Sae! Veña, vamos, á présa.

El Rubio ya llevaba un buen ratodurmiendo en el barco cuando vino

ese cabrón a despertarlo.

Y lo convenció para que le ayudaraa limpiar la casa.

(Música)

Rubio.

Pero al barco sí la llevaron juntos.

Valverde golpeó a Sousa para poderzarpar, puso rumbo a las rocas

y el resto ya lo sabe usted.

¿Y usted por qué se marchó?

Valverde me amenazódesde el principio con cargarme

lo de esa chica si alguna vezhablaba. Yo ya había tenido

mis problemas con la justicia.

¿A quién de los dos iban a creer?

¿Va a marchar otra vez?No, me quedaré por aquí.

Hasta que suba la marea.

Hasta que suba la marea. Sí, señor.

Hasta que suba la marea.

(Música créditos)

Somos cine - La playa de los ahogados - Ver ahora

La película que puede verse de forma gratuita y online en nuestro canal Somos Cine, cuenta la historia que rodea a la aparición de un cuerpo ahogado con las manos atadas. Un encuentro que dará lugar a una investigación del inspector Leo Caldas que llevará a descubrimientos muy insospechados. Un relato sobre el que hace unos años hablaba el propio autor en Página Dos.

09.06 minPágina 2 - Entrevista: Domingo Villar

La niebla y la doncella, de Lorenzo Silva

En 2017, Quim Gutiérrez y Aura Garrido se metieron en la piel de los protagonistas que años antes había creado Lorenzo Silva. La adaptación cinematográfica fue dirigida por Andrés Koppel que, en esta ocasión, llevo a cabo "cambios profundos" en la novela. Eso sí, contando con el beneplácito del propio Lorenzo Silva.

"Es una novela maravillosa pero necesitaba ser cambiada para ser una película. Grandes adaptaciones de la historia del cine son cambios profundos sobre novelas, hay muy pocas novelas que hayan sido llevadas al pie de la letra y que hayan sido buenas películas", decía el director en una entrevista para RTVE. Sobre todo ello también hablaba en Página Dos el propio Silva.

28.26 minTranscripción completa

"Fui con el capitánhasta la zona de jefatura.

En los corredores había espléndidasfotos aéreas de la zona del Estrecho

que dejaban apreciar a la vez

la excepcional belleza naturaldel paraje

Y la manera intensivae interacción del hombre

la había alterado en algunas zonas".

Philip Roth hace 10 años

decidió dejar de escribir.

Y nos dejó en la estacadaa sus traductores.

Únicamente dos veces

he tenido una comunicación directapero absolutamente fría.

Preguntarle algo recibir la respuesta

atentamente se acabó.

Su traductora francesa

de esta sí que era amigo.

Le dijo voy a publicar una novelaque tiene una palabra

polisémica,

que el meollo de la acciónel problema que tiene el protagonista

depende del uso de esa palabra.

Y esto es muy complicado.

O sea que vente aquí.

Vente a Nueva York

y vamos a trabajar sobre esto.

Hay traductores que tienen

a rajatabla el no consultarcon el autor.

Porque prefieren resolverdeterminadas cuestiones

a su manera.

Hay otros que lo que hacen esno consultar con el autor

pero sí enviar consultas y dudasuna vez han terminado

el proceso de traducción.

Y hay otros que mantienensolicitan el contacto

con el autor para mantenerun contacto con él

durante la traducción.

Tuve que arreglármelas por mí mismo

y lo cierto es que me enfadé.

Al enfadarme cometíla única subversión

en toda mi larga trayectoria.

¿En qué consistió?

En que obvié por completoesa palabra.

Hice una auténtica recreaciónhice una reescritura.

Hay tres páginas,

de "La mancha humana"

que es un texto mío

en cierto modo,no es lo que escribió Roth.

Eso sí, el sentido es idéntico.

Los autores y otras norteamericanas

mi experiencia no me han parecidoque se implicasen mucho

con el traductor al español.

Entonces una cosa que me parecíaatractiva de este oficio

que era poder hablar con el

autor y saber exactamente qué eslo que quería decir.

No he conseguido nunca un diálogo.

Fluido, siempre es muy específico.

En el caso de Dan Brown

es uno de esos casosen que la traducción del original

uno de los pocos casos,

es un proyecto de una seguridadextrema para que no haya filtraciones

no haya piratería.

La seguridad máximaen torno a la traducción.

Consiste en que todos los traductoresde los países que van a publicar

simultáneamente, en nuestro casofueron 13 países.

Todos viajen a un mismo sitio.

Nosotros construimos un búnkerespecíficamente

para hospedar esta traducción.

Con la finalidad única y exclusivaque solamente haya un manuscrito

para consulta en inglés.

Yo sentía que era una censuradebido a que el autor

no se fiaba de los traductores.

En la traducción ya se sabesiempre hay cosas discutibles

siempre hay opiniones divergentes.

Y nunca sabes hasta qué punto

un expertode la universidad de Columbia

está en condiciones

de determinar que determinadas cosasson correctas o no.

En los últimos años

la premisa siempre esqueremos un estilo raro.

Me gustaría que hicieses una pruebaporque hemos leído este libro raro

que tú has escrito.

Y suele salir bien.

Entonces sí tengo algo de manga anchamás que otros traductores.

Y sí que tengo libertad.

Y no he notado que me pasasenla apisonadora

de la corrección como sucedecon textos menos ambiciosos.

Madre mía Lorenzo,20 años han pasado ya

desde que se publicarala primera entrega

de estas aventuras de Chamorro.

¿Tú confiabasque durara tanto la serie?

En el momento de la publicaciónpodría tener alguna expectativa

pero cuando escribí la novelaque fue tres años antes en el 95,

la verdad es que no esperaba nada.

Yo hice una suerte de experimentotemerario.

Quiero hacer una novela policíacasituada en España,

quiero hacerla de maneraque yo me la crea.

Y quiero hacerla sin ningún tipode restricción.

Con toda la audacia de que sea capaz.

Y eso fue lo que me llevóa elegir el tener

a una pareja de guardia civilescomo protagonistas.

Con ninguna expectativade que fueran a ser aceptados

por el público español.

Por lo menos por una porciónmuy grande.

Para los no iniciados,

¿quiénes son los protagonistas?

Son dos investigadores de la Unidadde delitos contra las personas.

De la unidad centralde la Guardia Civil en Madrid.

Su trabajo consiste en investigarcasos de homicidios, secuestros,

que tienen una especial dificultad.

Una especial repercusión.

A sus homólogos de verdad

los vemos actuaren casos muy mediáticos.

Él es más veterano,ella es un poquito más joven.

Él ha tenidouna vida profesional anterior.

En la lucha contra el terrorismo.

Ella siempre ha estadoen policía judicial.

Ha sido una parejaque ha ido madurando

y creciendo juntos.

Estamos en Sotogrande,cerca de San Roque,

veo allí el Peñón, La Línea.

No podías elegir

mejor lugar para una trama policíaca

El lugar de siempreme ha llamado la atención

por su belleza,el estrecho de Gibraltar.

Vine aquí por primera vez con 14 años

Un viaje de fin de curso.

Me llevaron a San Roque y me quedéfascinado con este escenario natural.

Es un lugar al que yo siemprequise ambientar una novela.

Estas novelas son casiunos libros de viaje.

Van recorriendo la geografía española

Vamos a ver hasta dónde podemoscontar del argumento.

Con una policíaca es delicado.

Tenemos a un joven ingenieroinformático

que tiene varias empresas.

Un día es secuestradoy piden 120000 euros

que están en una mochilaque él tiene.

Bajo la cama de su casa.

La familia lo entregaen una zona cercana a esta.

Pero él no aparece.

¿Qué podemos contar,porque aquí ya interviene la pareja?

Primero en un secuestropueden intervenir.

Pero cuando ademásha habido un pago

y ese pago no ha venido seguidopor la liberación

de la persona secuestrada

eso inquieta aún más.

Hay otro elemento que inquieta

este joven ingeniero informático

que aparentemente es un empresariode éxito, que tiene varias empresas

que le ha ido bien económicamentees un antiguo conocido

de la Unidad Central.

No del grupo de los protagonistas

sino del grupo de Delitos Telemáticosque lo investigó por fraudes

con software malicioso,teléfonos móviles y ordenadores.

Es un secuestro doblemente sospechoso

El tema del ciberdelito

no se ha tocado muchoen la literatura.

La novela está muy documentada.

Hablas de bitcoins,un montón de términos

que hay que ponerse.

Intento que no sea para iniciados.

Yo mismo he tenido que hacerun cursillo

para aprender algunas cosas.

Tengo buena relacióncon la tecnología

pero llega a unos gradosde sofisticación

entenderlo requiereun cierto esfuerzo.

Hay otro aspecto interesanteabordado en la novela.

El principal problemade la industria delictiva

normalmente son rentables.

Muy rentables.

Generan muchos beneficiosque hay que blanquear.

Blanquear en el mundo físicoes muy difícil.

En propiedades tangibleses complicado.

Te suelen acabar pillando.

Pero en internet con la criptomoneday todas sus equivalencias

que cada vez se van sofisticando

pues el blanqueo es sencillísimo.

Qué importantes son los secundarios.

Se forma un grupo de investigacióncon miembros de la Unidad Central

del grupo telemático,guardias civiles de la zona.

Todos a trabajar.

Incluso los testigos,la gente que aparece,

que se va cruzandoen una investigación.

La novela negra en el fondoes una suerte de novela itinerante

casi tiene un parentescocon la Odisea, el Quijote,

¿por qué es buena la Odisea?

porque aparte de ser interesanteUlises o Alonso Quijano

son interesantes las personasque se encuentran.

Las personas que les van dandolas claves de la historia.

Siempre he creído que la credibilidadde una ficción se juega

más que en el protagonistacon el que has trabajado mucho,

la credibilidad se juegacon los secundarios.

"Solo se cómo ser un escritor".

Tenemos a Salinger,un escritor

que nunca quiso que"El guardián entre el centeno"

se llevara al cine.

Ironías del destinose hace una película sobre su vida

centrándose en la etapaen que escribió esta novela.

Es la adaptación de una biografía.

Sí, de Kenneth Slawenski.

Es uno de los grandes expertos.

Es un proceso complicadoes un libro de 500 páginas.

Es una películaque tiene muchos problemas.

No me entusiasma.

Pero el trabajo de síntesisno está mal.

Ha cogido los episodiosmás importantes de su vida

y al hablar de su obrase ha centrado en lo importante.

Debe de haber diferencias.

Sí hay muchas.

Al tener que reducir la información.

Hay una que es fundamental.

En la biografía se habla bastantede la relación de Salinger y Burnett

que fue su profesor de escrituraen la universidad.

La primera personaque le publicó un relato.

En la biografía se hablade la importancia de esta figura.

En la película es casi el centro.

Es una de las tramas centrales.

Como fue la relación intermitentea lo largo de los años.

Hay otra diferencia que tiene que vercon cambio de formato.

En la biografía se hace el esfuerzode repasar toda su obra.

Estableciendo lazos con su vida.

En la películahan sacrificado mucho de esto.

Se centran en el procesode escritura de esta novela.

Y la importanciaque tuvo en su vida.

Para hablar del resto de su obra,

es ir utilizando fragmentosde sus textos en voz en off.

¿Te ha gustado?

No mucho.

Me parece una peli bastante rutinaria

Un pelín tosca.

Su principal problema

al centrarse en figuras importantes

lo que se le pide es que transmitala importancia de estos personajes.

Estoy viendo la cronologíade cosas que van sucediendo

pero que no tiene la importanciaque tuvo para la historia.

Es una películaque queda a medio gas.

¿Qué me traes hoy?

Un libro particular.

"Ciudades fantásticasy dónde encontrarlas".

Escrito por el periodistay crítico cultural Manu González.

Es experto en cómicy literatura fantástica.

Ha hecho una guía

sobre ciudades imaginarias.

Que han aparecido en la literatura,en el cómic, películas.

Es un libro muy bien documentado.

Dentro de una documentación imposible

Aparece Gotham City.

Acabo de ver que está Macondode García Márquez.

O Vetusta de la Regenta de Clarín.

¿Camelot también sale no?

También.

Empieza su novela entregándoseun rescate.

Justo en este espigónque tengo aquí detrás.

El rescate de un secuestroque tendrá terribles consecuencias.

El mal se presentade mil formas distintas

en las novelas policíacas.

También en la vida real.

Lo podéis comprobar leyendoeste estupendo libro "Sprinters"

se habla de un hecho histórico

una colonia alemana se instalóen Chile a mediados de los 60.

La dirigía un ex oficial nazique se dedicó a violar

sistemáticamentea los niños de la zona.

Un auténtico descensoa los infiernos.

Por estas calles de San Roquedeambula los protagonistas

de Lorenzo Silva.

Y aquí os quiero recomendarun libro del gran Paul Theroux.

"Tierra Madre".

La historia de una mujerruin y miserable

madre de 7 hijos.

Que intenta que sus hijosse enfrenten entre ellos.

Dicen que cada familia es un mundo

pues el mundo de esta familiaes terrible.

Por esta zona del Estrechose mueven muchas mercancías.

La que os traigo viene del Japón.

Es un precioso libro ilustrado

se nos habla de los distintostipos de sushi que hay.

De cómo funcionaun inodoro japonés.

Es una auténtica delicia.

Hoy os voy a recomendar:

Os voy a recomendar:

Es el cuarto libro.

Pero esto tiene un pequeño resumende lo que pasó.

Es de un periodista que han echadoy vive en la calle

lo contratan para adivinarel sueño de Vanerger.

Porque sueña con el misterio.

El libro va de una niña

que con su hermanoy sus amigos,

van en busca de una pociónque despetrificará a sus padres.

Vanerger es un detective

que no pudo solucionar este caso.

Hay un dibujo que me encantó.

Este.

Me ha gustado mucho porque tieneunas ilustraciones muy bonitas.

La parte que más me ha gustadoes cuando va a la tienda

lo de la tetera.

Que no que quiero un trabajo.

Las investigacionesse desarrollan en estos parajes.

La Roca, La Línea.

San Roque, Sotogrande.

Hablas de que hay algunas zonasen que hay una especie de omertá.

Por el narcotráfico.

Sobre todo en La Línea.

Es la ciudad más sacudida.

Embargada por este fenómenode la economía informal.

Vinculada al contrabando.

Al tráfico de drogas.

Cuando una industria ilícitatiene tal penetración

y tal relevancia económica y social.

La ley del silenciose establece de forma espontánea.

He tenido la sensaciónde que es una de las entregas

con más elementos crepusculares.

Se ha hecho mayor.

El tema del hijo.

También es de lo que se trataba.

No lo oculto.

Es muy deliberado.

Desde la primera frase.

Está ese toque crepuscular.

De alguien que tiene 51.

Para un policía ya es mucho.

No solo porque se acercaa la jubilación

sino porque tiene muchoa las espaldas.

La vida de un investigadory sobre todo de homicidios

es una vida con acumulaciónde emociones superior

al del resto de las personas.

He conocido gente que con 25 añosde investigación de homicidios

eran en cierto sentido ancianos.

A mi me gustaque este elemento este ahí.

Lo que procuro es que esono se convierta

en un pretexto para la desesperaciónni la melancolía, ni la amargura.

Ni mucho menos para el resentimiento.

Algo que nunca he queridoque mis personajes fueran.

Casi en ninguno de mis libros.

Por lo menos mis personajesprincipales,

resentidos.

Se ve a un protagonistaen buen estado de forma.

A todos niveles.

Siempre me preguntan qué hay de mien el protagonista.

O del protagonista en mí.

Creo que hay mas de él que de mi.

Algo que comparto con él

uno pensaba que llegara ciertas edades

podía suponer una cierta merma vital

yo he pasado la barreradel medio siglo

y a mi eso no pareceque me haya quitado energías

al revés, en muchos aspectostengo más energías que antes.

Tampoco me quita ilusión.

Ni ganas de hacer las cosas.

Ni de tener una misión en la vida.

Que sea enriquecedora para mi.

Y que al poder seraporte algo a los demás.

Y él está exactamente igual.

¿Hay fecha de caducidadpara la serie o todavía no?

Tienen una fecha de caducidad natural

la que tiene cualquier ser humano.

En un trabajo.

Lo que no sé es cuál es.

Primero no la decido yo.

La decide el Gobierno españolen cada momento

que es quien aprueba las normasque rigen la jubilación

de los guardias civiles.

Ya veremos, cuando llegue a una edad

si de acuerdo con la legislaciónvigente se tiene que jubilar

pues lo tendré que jubilar.

Lo que ocurre es que seráuna persona relativamente joven.

Para los estándares actuales.

No sé qué haré con él.

Ya me lo plantearé entonces.

¿Tu el final no lo tienes pensado?

Yo tengo pensadas las tres próximas.

Me tiene que dar tiempoa escribirlas

en la vida útil que le quedacon arreglo a la ley actual.

De momento pienso en esas tres.

¿De esa próxima entregase puede adelantar alguna cosita?

Algo he ido adelantando por ahí.

Porque además es una historia

que tiene mucha relevanciaen este caso.

Es la vuelta a uno de los escenariosde su juventud.

Que aparece de refilónen más de una ocasión en esta novela

Coincide con un compañero de allí.

Es su periplo en el País Vasco.

No muy largo.

Un periplo que él abandonóvoluntariamente,

a diferencia de otros.

Que han hecho toda su carreraen esa campaña.

Y creo que ha llegado el momentode contar esa historia.

Lorenzo Silva nos lo ha confirmadodurante la entrevista.

Las zonas fronterizasson muy literarias.

Lo podéis comprobarcon "Lejos del corazón",

pero yo diría que son tambiénmuy televisivas.

Al fin y al caboestamos junto al Peñón.

"A eso de las 2:45 entró por la radioun aviso del COS.

Los atendió el guardia Gómez

sin mucho afán.

"Adelante COS.

Planeadora grande saliendoa la altura de Tánger Med.

Rumbo aproximadohacia la zona de Tarifa".

Dijo la voz en la radio.

"Recibido COS, vamos allá".

De pronto el brigada Merlose convirtió en otra persona.

Hizo virar la patrullera y la pusoa plena potencia rumbo al oeste.

Aunque por fuera seguíaaparentemente inconmovible

en sus ojos brillabala excitación de la caza.

La embarcación cabalgabaolas sobre olas

con más facilidad que antes.

El viento de levantela empujaba desde popa.

Y avanzaba tambiéna favor del oleaje.

Lo que la hacía brincar menossobre sus crestas.

El brigada se dirigió entoncesa Gómez.

"Avisa a los de abajo.

Que se vayan preparandopara la fiesta"".

Página Dos - Lorenzo Silva - ver ahora

Palmeras en la nieve, de Luz Gabas

La historia que Gabas plasmó en su libro, y más tarde se llevó a la pantalla en el año 2015, nos traslada al pasado de Guinea Ecuatorial como colonia española. Un libro que ahonda en las huellas que dejó la presencia de los colonos en este país africano y de cómo fue su experiencia allí.

Una adaptación que contó con el apoyo y el agradecimiento de su autora, la cual se mostró muy ilusionada con el proyecto y con como había sido fielmente adaptada en pantalla. Palmeras en la nieve fue además dirigida también por Fernando González, quien dos años después llevaría a cabo la dirección de El guardián invisible de Dolores Redondo.

28.16 minTranscripción completa

Se solidificaría por fuera

(Música cabecera)

(Música)

Luz, ayúdame a situarargumentalmente a los espectadores,

porque estamos en Benasque.

Bueno, en tu novela,Benasque sería Albort.

Concretamente, estamos en el palaciode los condes de Ribagorza,

que en tu novelasería la casa del alcalde.

Te has inspirado aquí,donde estamos ahora nosotros.

Hasta el pueblo llega Attua,que es un joven de la zona,

del pueblo,que ha estado estudiando en Madrid.

Estudiabapara ser ingeniero militar.

Y cuando llega, descubreque han asesinado a su padre,

y decide hacerse cargodel negocio familiar,

que son unos humildesbaños termales.

A partir de ahípasan muchísimas cosas.

¿Qué más podemos contar?

Podemos contarque el protagonista, Attua,

vive en un entorno de montaña

y se va a enfrentara muchísimos dilemas morales

entre lo que quiere, lo que deseay lo que la vida le depara.

Vamos a encontrarun territorio fronterizo,

vamos a encontrar un homenajeal romanticismo, a lo romántico,

y vamos a encontrarla recuperación, como decías,

de estas humildes casas termales,

que luego se convertiríanen balnearios de lujo.

Con lo que nos has contado ahora,

podemos intuir que es una novela,por una parte, de aventuras,

pero, sobre todo,es una novela romántica,

es una novela de amor.Sí.

Yo no me planteé las aventurascomo la típica novela de aventuras,

sino como las cosas que le sucedena alguien normal, como tú y como yo.

Pero cuando la vidase empeña en complicar la vida,

todo se convierte en una aventura.

También, evidentemente,tenía muy claro que quería escribir

una novela romántica,pero muy muy muy romántica.

Y no solo en el concepto de "chicoy chica se enamoran: problemas",

sino, como te decía antes,inmersa en el mundo del romanticismo.

El entorno tenía que ser la montaña,el siglo tenía que ser el XIX,

el territoriotenía que ser fronterizo,

tenía que haber dos países,

tenía, por supuesto,que haber muchísimo amor,

pero no solo amorde los protagonistas,

sino también diferentes tipos de amoren los demás personajes.

Y tenía que habermucha pasión política.

Lo que pasa es que a mí este amor,esta pasión, este romanticismo,

me recuerdan muchoal romanticismo inglés.

Un poco ese amor imposible,

que eso está tambiénmuy presente aquí.

Era la idea. A mí me ha gustado muchosiempre la literatura inglesa,

norteamericana, pero sobre todola inglesa del XIX.

Románticos, posrománticos,incluso gótica...

El concepto ruinas,más oscuras...

Yo tenía todo esopresente en la cabeza,

y todo está puestoy encajado en cada sitio

de una manera muy intencionada.

El contexto históricoes fundamental en esta novela.

Estamos en 1843,con Espartero en el exilio,

llega Isabel II,hay guerras carlistas,

revoluciones...Es un momento muy convulso.

Y tú lo detallas muy profusamente.

Sí, la verdad es que tenía muy claroque tenía que ser un momento

que fuese el principio de algo,

y 1843 fue el principiode muchos cambios posteriores.

Incluso yo creo que para entenderla sociedad actual

es bueno recuperar esa partedel siglo XIX olvidada.

Esta mezcla de progresistas,moderados, revolucionarios,

carlistas, a nivel general en España,me pareció muy buen punto de partida

para luego poner el focoen un sitio pequeño

como es el valle de Benasque

y ver la relaciónque incluso entonces había

entre los sitios pequeñosy los sitios grandes.

Tenemos un momento políticoinestable,

tenemos una relación amorosa,romántica, entre Attua y Cristela,

que además sufre los vaivenes...

Bueno, yo creo que los vaivenesmás inimaginables,

de los que ahora vamos a hablar.Pero luego hay un tercer tema

que yo creo que cierra un pocoel triángulo argumental de tu novela

que tiene que ver con el iniciodel turismo termal en esta zona.

A este lado del Pirineo,en el Pirineo oscense,

pero también en el francés.

Ahí tú cuentas, en la novela, habíauna gran oportunidad de negocio,

y todo está contadode una manera muy detallista.

Sí, porque yo conocíaesos comienzos del pirineísmo

y del turismo termal.

Necesitaba un personajeque representase al viajero

del siglo XIXque empieza a venir a España

porque ya es un país,en teoría, más tranquilo

al que se puede viajar sin peligro,

y lo que hice fue elegir a una mujer,una mujer viajera,

porque representabaa las aristócratas rusas,

francesas, alemanas, que pasabanlos veranos en los sitios de moda,

y los sitios de moda eranlos balnearios del sur de Francia...

Del norte de Españay del sur de Francia.

(Música)

"Tita nunca pudo convencerlade que el único elemento extraño

en el bizcocho de bodasfueron las lágrimas

que derramó al prepararlo.

Por lo pronto, lo más convenienteera volver a la batida.

No quería investigarcuál era el límite

de la paciencia de su madre".

Existen pocas novelastan gastronómicas

como la que lanzara al estrellatoa la mexicana Laura Esquivel.

"Como agua para chocolate"es una historia de amor

aderezada con toquesde realismo mágico

y, a la vez,pura pasión por la cocina.

Nadie que haya leído el libroha podido olvidar

a la increíble Titacocinando sus maravillosos platos,

repartidos en sus 12 capítulos.

Recetas que son mucho másque la simple manipulación

de ingredientes alimentarios.

Como este bizcocho de bodasque ella borda habitualmente.

A veces, añadiéndole melocotóno lo que se tercie.

Pero en esta ocasiónla tristeza puede con Tita,

que llora sobre él,

así que sus lágrimas intoxicana todos los comensales,

que sucumbiránante sus propios desamores.

(Música)

Cuando se batenlos dos últimos huevos,

se incorpora la ralladura de limón.

Una vez ha espesadobastante la masa,

se deja de batir y se le ponela harina tamizada,

mezclándola poco a pococon una espátula de madera

hasta incorporarla todo.

La principal protagonistade esta historia,

también llevada al cine,es Tita de la Garza,

una mujer que, en el Méxicodel siglo pasado,

conoce la vidaa través de la cocina.

Y en ella se encierra ante tantasinjusticias que le toca sufrir.

Porque Tita tiene una madre abusiva.

Ve cómo el amor de su vida, Pedro,

se casa con unade sus hermanas, Rosaura,

mientras que la otra, Gertrudis,

es secuestradapor un general del ejército

para acabar defenestradaen un burdel.

Y mientras Tita se manejaentre sartenes y cazos,

mientras expía todo su doloren esos platos imposibles

que forman partedel recetario familiar,

el mundo que le rodea explota,

con Emilio Zapatay Pancho Villa a la cabeza.

Hoy podríamos haber probadosus enchiladas de pollo,

que son buenas para el alma.

O sus afrodisíacas codornicescon pétalos de rosa.

Pero lo que aprendemos a preparares el bizcocho de esta mujer,

que nació en la mesa de una cocina,entre especias, aromas y sabores,

y que ayudó a convertira Laura Esquivel

en la escritora superventasque nunca soñó ser.

"Y ahora era el viajero canadiense,

recostado en el asientotrasero de un taxi,

en una ciudad nocturnaque parecía desierta".

No tenéis que preocuparos porque hoyno vais a estar desamparados,

ya que enseguida vamos a charlarcon Antonio Muñoz Molina

de su nuevo libro.

La literatura,el acto de escribir y de leer,

muchas vecestiene una parte de huida, claro.

-"Así fue como regresé a Barcelonadespués de cuatro largos años,

derrotado por la guerra,perplejo en mi miseria".

-Muchas veces,poner la mirada en otra parte

resulta hasta higiénico.

(Música)

-"Llevó el Maserati al lavacoches

para que limpiaran la sangreque manchaba el asiento".

"Una columna de limpiadores,

pertrechadoscon simples gamuzas de papel,

se abalanzó sobre el coche".

(Música)

Seguro que muchos recordáisla escena de "El tercer hombre"

rodada aquí,en la noria del Prater, en Viena.

Uno de mis héroes de juventud,el norteamericano Charles Bukowski,

comenzó a publicar en serio a los 49.

-Si tienes un trabajo de ocho horas,te pagarán 55 centavos la hora,

y eso es todo lo que tendrás.

Al final, me quedé en casa,escribí algunos relatos y poemas.

Le hemos pedido a Javier Maríasque nos hable de su nueva novela

para inaugurar la octava temporadade "Página Dos", y ha dicho que sí.

Es una cita de "Hamlet" que dice:

"Así empieza lo maloy lo peor queda atrás".

-"No solo me gustó, me gustó mucho.

Además, comprobéque Santi tenía razón.

Quizá esa era, de entrada,la principal virtud de la cinta,

pero ¿de dónde había salidoEnric Marco?".

(Música)

Estamos de acuerdo en que los dosgrandes protagonistas de tu novela

son Attua y Cristela.

Estos dos personajes vivenuna intensísima historia de amor.

¿Cómo podríamos definira cada uno de ellos?

Attua es un joven muy responsable,

con un alto valor moral,

sentido del deber.

Él tiene la vida muy trazada.

En esto se pueden sentirmuchas personas identificadas.

De hecho, ya me están llegandocomentarios de hombres

que se sienten identificados.

Tú tienes muy claroel camino que vas a tomar,

y de pronto,la vida te pone un obstáculo

y tienes que resetearte.

Cristela es, digamos,la versión femenina de Attua,

con la diferencia de que esuna joven más ambiciosa,

sobre todo emocionale intelectualmente.

Claro que vive en un entorno duro,a veces incluso hostil,

y teniendo en cuenta que es una mujera mediados del XIX en los Pirineos,

su vida realmente no es fácilni cree que lo va a ser.

Yo creo que ambos coincidenen que se sienten imantados.

Esta era la idea.

Yo tenía esta imagende no poder vivir separados.

Y sin embargo, la vidase empeña en separarlos.

Es verdad que estamosa mediados del siglo XIX,

pero aquí hay personajesadelantados a su tiempo.

Aurore, por ejemplo,es una de ellas.

Es una mujer adelantada a su tiempo.

Sí, pero ella tenía...

todo el dinero del mundo.

Para ser adelantada.Exacta.

Yo creo que todas las cosasque plantea la novela...

Es una especie de determinismo.

Depende de dónde nacesy con qué medios naces,

tienes unas oportunidades u otras.

En el caso de las aristócratasextranjeras que venían

de vacaciones a los Pirineos,es que eran viudas adineradas.

Es verdad que intrépidas,porque había otras que,

en las mismas condiciones,no se lanzaban a la aventura.

Aurore para mí esun personaje muy especial

porque representa a esta mujerque pudiendo, efectivamente,

aun así, se lanza,

y está abierta a todo lo que la vidale ponga por delante.

Una curiosidad.Hemos hablado de que es una novela

donde hay mucho amory hay mucha pasión.

También hay escenas de violenciay hay escenas de sexo,

pero tratadasde una manera muy sutil.

¿Es algo que túintentas controlar mucho?

Porque hay escritoresque se sienten incómodos

cuando tienen que abordarese tipo de escenas.

Yo no me siento nada incómoda,

pero es verdadque no escribo escenas eróticas

o lo que se consideraríaparte de una novela erótica.

Me quedo siempreal borde de lo tórrido.

Pero también entiendoque depende del tono de la novela.

Entonces,en "Como fuego en el hielo",

el tono es tan poético,tan elegante,

como dices tú, tan sutil,

que yo creo que hubiese estropeadola relación entre los personajes

si hubiese dado un paso más allá.

Y creo que es algoque los lectores también valoran.

No es una cuestión de pudor.Es el género en el que nos movemos.

Me cuesta mucho más escribirlas escenas de violencia.

Me cuesta. Me cuesta muchodescribir a los malos.

Me cuesta muchísimo.Has hablado de "trilogía emocional".

¿Quiere decir esoque con esta tercera novela tuya

se cierra un ciclo literarioy va a empezar otro, o no?

Yo creo que sí.Es el pálpito que tengo.

Y me muevo mucho por pálpitos. Sí.

En la primera novela,"Palmeras en la nieve",

hablaba de la identidad.

Yo soy quien soy por la generacióninmediatamente anterior a mí.

Y el foco estaba en África,

no en el valle de Benasque,aunque era el origen.

"Regreso a tu piel" me lo planteécomo una rebeldía romántica

contra la muerte,y el deseo de que no sea el final

y de que haya algo más allá.

Y en el casode "Como fuego en el hielo",

me faltaba la montaña.

Símbolo de montañafrente a civilización

y montaña como contactocasi con lo divino.

-Oye, voy a llevarte a un sitiodonde viven otros niños como tú,

sin papá y sin mamá.

-Os presento a vuestronuevo compañero, Ícaro.

-Prefiere que le llamen Calabacín.

-Más bien Patata con esa cabeza.-Basta, Simón.

Hacía tiempo que no teníamosuna película de animación

en la sección.Sí.

Tenemos una obra muy particular,que es "La vida de Calabacín",

una de las películasde animación más premiadas

y aplaudidas en festivales.

Es una película dirigidapor Claude Barras.

Es su primer largometraje.

Es un cineasta que había hechobastantes cortos de animación.

Y está inspirada en una novelaque aquí se tituló antes

"La autobiografía de un calabacín",pero que han vuelto a retitular

con el título de la película.Suele pasar.

Tu mamá se ha ido.Está en el cielo.

-¡Eh, deja eso!

-Pues es la historia de un niñoque, tras la muerte trágica

de su madre, una mujer alcohólica,debe ingresar en un orfanato,

donde se encuentracon un grupo de niños

que han pasado por situacionestan traumáticas como la suya.

Él, en la relación con estos niñosy con el personal del centro,

encontrará como una posibilidad,una puerta abierta a la posibilidad

de volver a ser feliz.¿Ha sido una adaptación fiel?

Es una adaptación bastante fiel.Hay algunas diferencias,

sobre todo de voz y de tono.

De voz porque la novela está contadaen primera persona y la película no,

y de tono porque yo creo que tantoel director como la guionista,

que se llama Céline Sciamma,que es directora también,

han querido rebajarla dureza del libro.

Creo que te ha gustado.Sí, me ha gustado mucho.

Me gusta mucho porque, apartede que visualmente es una pasada,

tiene unos personajes carismáticos.Hace muchísima gracia.

Es una película que tienela capacidad de ser emocionante

y divertida, pero, a la vez,no sacrifica la dureza,

no la camufla. Es interesanteencontrar esa combinación.

A mí con las películas de animaciónme pasa una cosa curiosa...

(Música)

Me comentabasque "La vida de Calabacín"

era una historia de iniciación.

Casi podemos decirque es un subgénero.

Sí, hay muchas películas que giranen torno a cómo un personaje

muy joven de golpe se da de brucescon situaciones muy duras,

o descubra el mundode los adultos de golpe.

Seleccioné las que másme habían marcado a mí,

y una de ellasera "La noche del cazador",

que era la adaptaciónde la novela de Davis Grubb,

y que giraba en tornoa cómo estos niños huérfanos

caían en las manos del predicador.Con Robert Mitchum.

Y descubrían la maldaden estado puro.

Otra película emblemáticaen esta línea

sería "Matar un ruiseñor".Una adaptación de Harper Lee,

que además ganó el Pulitzer.Exacto.

Y es interesante también porqueal final la niña del protagonista

lo que hace es descubrira una edad muy temprana

el profundo racismo,

la intransigenciade la pequeña comunidad donde vive.

Está genial Gregory Peck.Está increíble.

(Música)

¿Qué recomendación me traes hoy?

Hoy te traigo"Mi vida en rojo Kubrick",

que es el primer libro de Simon Roy,que es un profesor de literatura.

Creo que es una de tantas personasque, a lo largo de su vida

se han sentido profundamentefascinados

e intrigados por la filmografíade Stanley Kubrick.

En su caso, yo creo que porla portada queda bastante claro

por qué película en concreto.

Creo que lo más interesante de todoes que va estableciendo paralelismos

entre su propia experiencia personaly todo lo que tiene que ver

con los misterios de la películay con toda la mitología

en torno a la misma.

(Música)

Por este puente de Benasque/Albort

cruzan habitualmente los personajesde la novela de Luz Gabás.

Una historia ambientadaen el siglo XIX,

como lo está también nuestra primerarecomendación de hoy. "Estirpe".

Aquí los protagonistasson originariamente herreros.

A través de las páginas y de losaños veremos cómo los descendientes

sufren tiempos duros de guerra,emigración y muerte.

Es una novela muy conmovedora.

Esta iglesia de Benasqueo de Albort,

es un lugar recurrenteen la novela de Luz Gabás

y es aquí donde os quiero recomendarun libro muy especial.

Se trata de las prosas reunidasde la Premio Nobel de literatura

Wislawa Szymborska, y es que Malpasoha reunido una serie de ensayos

donde reflexiona sobre cine,literatura, historia y antropología.

Casi nada.

(Música)

Podría ser una de los personajesque subían

hasta los baños termales de Albort.

A fin de cuentas,en su libro autobiográfico,

nos habla de sus experienciasen los bosques de los apalaches

donde se refugiópara curarse de una neumonía.

Este es uno de los ensayosmás aplaudidos del siglo XX,

Pulitzer incluido.

Un verdadero canto a la naturaleza.

(Música)

"La familia de la vajilla impar".

Es un libro genial.

punto con el que se juega viendocómo la vajilla de una familia

cambia a lo largo de los años.

Es de aquelloslibros de busca y encuentra.

Además, ha ganado el premiointernacional al álbum ilustrado.

Es buenísimo.

-Pues yo estoy leyendocon la mismísima J. K. Rowling.

Es el guión original de la películasobre el explorador

y magizoologo Newt Scamander,que al llegar a Nueva York

pierde su maleta y algunos desus animales fantásticos se escapan.

Fliparéis.

(Música)

Cristela sueña con ser escritora.

Tú llegas a la literaturaun poquito tarde, vamos a decir,

para lo que a veces suele ocurrir,pero vamos.

Pero, sin embargo,¿fue siempre tu sueño ser escritora

o aquello apareció de repente?

Me gustaba muchísimo escribir.

Un sueño concreto de vivirde la escritura

no lo tenía exactamente así dibujadoen mi mente o en mi corazón.

Me gustaba escribir.

Si además conseguía narraruna historia completa,

como hicecon "Palmeras en la nieve",

para mí fue un reto personalsuperado.

Creo que, como no sabíaqué significaba ser escritor,

lo asociaba a la imagen de la personaque está encerrada en su casa

rodeada de libros,que a mí eso me encanta.

Escribiendo, tomando notas, esopara mí es el concepto de escritor.

Esto lo puedo hacer ahora,por lo tanto, me siento privilegiada.

Y cuando uno con su primera novela,como fue en tu caso

con "Palmeras en la nieve", arrasa,

¿eso no se convierteen una presión para las siguientes?

Yo creo que es importante que estome pasara a la edad que me sucedió,

porque creo que entonces sabesde qué va la vida.

Conoces el sistemay te sorprenden pocas cosas.

Me lo tomécon muchísima tranquilidad.

Es más, a veces aún ahora tengola sensación

de que esto le está sucediendoa otra persona.

¿Y nunca has tenido la tentaciónde escribir

"Palmeras en la nieve 2 parte"?

Lo digo no por ti, sino porquea veces la presión de los lectores

suele ser muy agobiante.

Sí que lo han pedido.Lo pidieron.

Pero, tal como estoy trabajandoy ahora,

a mí me gusta terminar una novelay cerrarla.

Este tema ya lo he trabajado,he estudiado

y he reflexionado sobre él.

Hay tanto por leer, por aprender,tanto sobre lo que reflexionar,

que cada vez busco un tema diferente,aunque haya un nexo común,

como digo en esta trilogía emocional.

Pero "Regreso a tu piel"no tienen nada que ver.

Fue otra documentación y otro asunto.

La ejecución de tantas mujeresacusadas de brujería

a finales del siglo XVI.

En el caso de"Como fuego en el hielo", lo mismo.

He aprendido muchode algo que no sabía.

Ahora voy a buscar otras vías.

No sé si te molestanlas etiquetas literarias.

Lo digo porque este es un paísmuy dado a ellas.

Literatura romántica, best-sellers,literatura para mujeres.

¿Tú cómo lo ves todo esto?

Creo que de todas las etiquetas,

la única que realmente me molestaes la de literatura para mujeres.

Todas las demáspueden ser incluso prácticas.

A la hora de comprarte el librotú sabes que es policiaca.

"Oye, gracias por decírmelo".

Aunque no sea 100 % policiaca.

En el caso de novela para mujeres,sí.

Primero, porque tengo lectoreshombres y mujeres

y segundo,porque yo no elijo una novela

porque el autor sea hombre o mujer.

Creo que es una pinceladamás de tu personalidad.

Puede ser hombre, mujer,transexual o lo que te dé la gana.

A los lectores les presupongouna sensibilidad.

Van a leer aquel géneroo historia que les apetezca leer.

Pero creo que es un error decidirporque seas hombre o mujer.

Hay mujeres escribiendotodos los géneros

y hombres escribiendo también.

Hasta hay hombresescribiendo romántica.

Es ridículo. Creo que llegará un díaen el que no hablaremos de esto.

(Música)

El frío, la nieve, el hambre,la guerra

y hasta los convencionalismosmás rancios

sucumben ante el empuje de aquello

que más historias literariasha generado. El amor.

Si es que en el fondo,en "Página dos",

somos unos románticos.

(Música)

"Vivir allí le permitiría sentirsecerca de Attua.

Miraría hacia las montañasy su corazón sabría que él

estaba muy cerca.Justo al otro lado.

Todas las mañanas lo saludaría

y se preguntaríaqué estaba haciendo.

Había escuchado a alguien decirque la esperanza

era todavía más peligrosaque la desesperación

porque se empeñaba en continuarpresentando como alcanzable

lo que se deseaba.

Mientras que la cólera,el enojo o el despecho

terminaban por morir con el tiempo.

Pero ella estaba dispuesta a ocultarla inextinguible llama de su amor

por Attua bajo capa de hielo.

Seguiría el ejemplode algunas montañas.

Se convertiría en una de ellas.

Se solidificaría por fuera

y guardaría el fuego líquido desu pasión intacto dentro de ella".

(Música créditos)

Página Dos - Luz Gabás - ver ahora

La verdad sobre el caso sabolla, Eduardo Mendoza

Terminamos con la primera novela de Eduardo Mendoza, un hito en la narrativa española, aparecida en el año 1975 y llevada al cine en 1979. Fue la primera de muchas otras adaptaciones de sus libros, pero con las que Mendoza nunca ha estado muy satisfecho. El escritor barcelonés siempre ha asegurado que nunca una novela suya ha sido convertida en una película magnifíca. Aún así, no ha dejado de ceder derechos para que sus palabras cobren vida en la gran pantalla, e incluso, en la pequeña. Hace poco se supo que la plataforma Netflix, también prepara la adaptación de la novela de Eduardo Mendoza La ciudad de los prodigios, considerada una de las más importantes del s.XX de la literatura española.

29.45 minPágina 2 - Eduardo Mendoza 08/11/2009

  • Etiquetas:
  • con la magia en los zapatos pelicula completa en español

Artículos relacionados

Zapatillas New Balance: de "no avalarlas nadie" a convertirse en el nuevo calzado favorito de algunas estrellas del deporte

Esta es la transcripción del vídeo.Fabiana Buontempo: ¿Qué tienen en común la estrella del tenis Coco Gauff, el MVP de la NBA Kawhi Leonard, y el futbolista del Liverpool Sadio Mané? Todos ellos usan...

Vestido, sastre o lentejuelas: ideas de looks para ponerte esta Nochebuena y triunfar

La Nochebuena es una fiesta que se suele pasar en familia, una noche en la que nadie te va a exigir una etiqueta, pero en la que apetece arreglarse. Un estilismo adecuado para esta fecha debe guardar...

Pies quemados y heridos deja el paso de Universidad de Chile por la cancha sintética de Quillota

El partido de la Universidad de Chile ante Deportes Melipilla por el Campeonato Nacional sigue dando vuelta en la cabeza por el resultado, pero también en los pies de los jugadores azules. Es que no f...

«Puedes estar en tu peso y ser metabólicamente obeso»

El peso ideal no existeTanto él como la nutricionista Ana Golpe tiran por tierra el mito del peso ideal para cada persona, sino el saludable, y en la eficacia de la cinta métrica frente a cualquier si...