Box Layout

HTML Layout
Backgroud Images
  • greenforest
  • greenforest
  • greenforest
  • greenforest
  • greenforest
  • greenforest
  • greenforest
  • greenforest
Backgroud Pattern
  • greenforest
  • greenforest
  • greenforest
  • greenforest
  • greenforest
  • greenforest
  • greenforest
  • greenforest
Sanguinetti: “Me sentí proscripto por Talvi. No éramos desconocidos, conocía mi carrera”

Sanguinetti: “Me sentí proscripto por Talvi. No éramos desconocidos, conocía mi carrera”

Por César Bianchi@Chechobianchi

Fotos:Javier Noceti /@javier.noceti

Julio Luis Sanguinetti nació en 1963, el mismo añoen que comenzó a actuar el Movimiento Nacional de Liberación-Tupamaros. Tenía 7años cuando su padre, Julio María Sanguinetti, se batió a duelo con ManuelFlores Mora (y ese día Julio Luis igual fue a la escuela). Tenía 10 cuando JuanMaría Bordaberry, asociado a militares, dio el golpe de Estado. Tenía 21 cuandosu padre se convirtió en el primer presidente tras la restauración democráticacon aquel eslogan del “cambio en paz”.

Despuésse recibió de abogado, militó en el Partido Colorado (primero en la 15, despuésen el Foro Batllista), estudió un Máster en la Georgetown University, y empezóa asesorar empresas nacionales e internacionales. Uno de sus asesoramientosprofesionales marcó un antes y un después en su vida: en 1997 fue involucradoen el Caso del Cangrejo Rojo, por el que fue investigado por una supuestaparticipación en una concesión de pesca y un proyecto de remodelación depuerto. La investigación, sobre él, fue archivada, pero estar bajo sospecha loafectó, confesó para esta entrevista: “Se utilizó mi condición de hijo parasacar algún rédito. ¿Qué rédito? A ver… es una historia que tiene 30 años, nopasó nada, no hubo nada, nunca le pedí nada a nadie. Yo sé lo que hice”, dijo.En todo caso, aprendió mucho de la condición humana y hoy afirma: “No todovale. El fin no justifica los medios”.

Enel año 2000 asumió una banca en Diputados, y tras las pasadas eleccionesnacionales su nombre volvió a sonar fuerte para algún cargo de gobierno. Los sectorescolorados Batllistas y Ciudadanos -entonces comandados por Ernesto Talvi- seenfrentaron por la nominación de Sanguinetti para un puesto en la ComisiónAdministradora del Río Uruguay. “Sanguinetti sí, el sanguinettismo no”, habíaavisado Talvi, pero en alusión a Julio María, no a su hijo. Julio Luis confiesaque se sintió proscripto y no entendió la actitud de Talvi, a quien conocíadesde los tiempos de la revista Tres,a fines de los 90.

Enesta charla, en su despacho en el Palacio de la Luz, Julio Luis Sanguinetti(58) también habló de la gestión -exitosa para él- de UTE, de por qué cree quela regasificadora de Gas Sayago fue un proyecto “voluntarista” pero“innecesario” y por qué no le reconoce a José Mujica la diversificación en lamatriz energética.

Antesde terminar, también adelantó que en 2024 él estará disponible para hacercampaña y pelear desde donde el Partido Colorado entienda oportuno.

-¿Dechico querías ser abogado? ¿O cuándo te diste cuenta de que querías estudiarDerecho?

-De chico quería ser marino. Leía mucho de niño lasaventuras de Salgari, los cuentos de aventuras, de viajes, te podrás imaginarque muy promovido por mi vieja (NdeR: lahistoriadora Martha Canessa). Después vino el golpe de Estado y la vocaciónquedó colgada de un pincel. Digamos que el derecho llega por accesión, no soyun vocacional del Derecho. Soy un vocacional de las ciencias políticas, de lasociología. El derecho es la profesión. Pero siempre la ejercí desde ángulosvariados, nunca hice justicia de tribunal, por ejemplo. Tengo solo dos o tresescritos ingresados a un juzgado, la sucesión de un viejo amigo y un divorcio.

Sí ejercí la profesión vinculada siempre a otras.En mi época de asesor de empresas, había que manejar un poco todas las áreasvinculadas a las empresas: la parte laboral, la parte financiera, la partesocietaria. Mi primer trabajo fue de periodista. A los 17 años transmitíamos enradio, teníamos un programa de fútbol con Juan Carlos Scelza. Después vino lasalida institucional (años 80, 81, 82) y me fui a Correo de los Viernes, y me fui a hacer algunas notas políticas conel “Turco” (Washington) Abdala y con otra gente más, y coincidió también con miingreso a la facultad.

-Mamastela política en tu casa. Eras un niño cuando tu padre fue ministro de JorgePacheco Areco en años complicados para el país. ¿Cómo recordás esos años, y tucasa en esos años?

-Era un niño, fijate que en el 73 yo tenía 10 años.Esos años previos se vivían con mucha intensidad. Los años previos al golpeeran años intensos. Mi viejo hacía mucha política en casa, entonces venían areuniones, reuniones, reuniones, y nosotros lo veíamos ahí como lo más natural.Yo lo acompañaba al diario Acción doso tres veces por semana. Uno de mis juegos de niño era subir y bajar en uncajoncito, que era como un elevador, donde de subían los cables de las agenciasinternacionales a la redacción. El día del duelo de mi viejo con (Manuel)Flores Mora lo tengo muy vívido. Lo acompañaba a entrenar para el duelo. Losduelos tenían esa cosa: por lo general no pasa nada, pero puede pasar. Creo quehabía un poco de ir asumiendo conciencia de algunas cosas, más allá de la edad.¡Fui a la escuela el día del duelo!

Te diría que los años previos al 73 los calificaríade intensos, y pos-golpe lo calificaría como una tensión miedosa. Había unacarga de incertidumbre… Son impresiones de un niño en tránsito a laadolescencia. Ya después te diría que siempre acompañé a mi viejo en sussalidas permanentemente, y me llevaba a reuniones con otros políticos. Por eso,conocía a todos esos personajes.

-Cuando tupadre asumió su primera presidencia, en el retorno a la democracia, tenías 21años. De nuevo: ¿Cómo recordás específicamente ese año 1985?

-Desde que se fijan las elecciones del 84 hasta(que se legisla) la Ley de Caducidad, por poner una fecha, lo que yo recuerdoes un clima de mucha alegría. Había una ebullición muy particular. Yo estaba enfacultad, entré en el 82, así que tuvo la mitad de mis exámenes en la facultadcon intervención, y la otra mitad en la Universidad no intervenida, con losprofesores restituidos. Los recuerdo como lindos años. Después, la democraciase vuelve rutinaria, y se entran en cosas partidarias. Se veía, en el 84 y 85,un gran clima de unidad nacional. Después se entró en la rutina democrática. Yen esa época milité muchísimo, en la lista 15.

-En losaños 90 fuiste involucrado en una estafa, el Caso Cangrejo Rojo (por tráfico deinfluencias para la concesión de permisos de pesca de esa especie), por el quefue detenido el contralmirante Eladio Moll y su hijo Ricardo Moll Grolero,procesados con prisión por estafa y apropiación indebida. Tú fuiste investigadopor una presunta coima de un millón de dólares, y la investigación finalmentequedó archivada, no se pudo comprobar tu participación en ese hecho decorrupción. ¿Cuánto afectó ese episodio a Julio Luis, la persona? ¿Cuánto teafectó estar bajo sospecha?

Sanguinetti: “Me sentí proscripto por Talvi. No éramos desconocidos, conocía mi carrera”

-¿Cuánto afectó mi vida? Mucho, sobre todo porqueuno se enoja, se pelea un poco con el mundo, lo siente como una injusticia. Enel fondo fue un diferendo entre particulares, que tenían una sociedad, y yohabía participado junto a otros profesionales en la parte jurídica. Yoasesoraba a todo el joint venture,porque ahí había una sociedad con dos socios. Pero además mi asesoramiento fueun tiempo determinado: durante 90 o 120 días. Después los socios se pelearon,yo quedé en el medio, y ahí sí se utilizó mi condición de hijo para,lamentablemente, lograr efectos jurídicos de algún tipo.Quedé en el medio de una guerra.

-¿Por quése utilizó tu condición de hijo?

-Porque cuando el diferendo entre los socios entraen un tema penal, yo fui dos veces al juzgado y declaré como testigo. Y eljuez, años después, dijo que la actuación profesional mía y la del escribano(Ricardo) Scaglia no tenía ningún reparo, ni había ningún mérito de nada. Seutilizó mi condición de hijo (de Julio María Sanguinetti) para sacar algúnrédito. ¿Qué rédito? A ver… es una historia que tiene 30 años, no pasó nada, nohubo nada, nunca le pedí nada a nadie. Yo sé lo que hice.

-¿Teasqueaste un poco de la política en ese momento?

-Sí, sí, sí… después te reconciliás con lapolítica, después ves que tenés mucho para aportar. Rehice mi vida profesional,uno se reconstruye, se vuelve a reconstruir. Desarrollé mucho eso que hoy esetérmino tan de moda: la resiliencia. Las penurias, los malos momentos, generanla capacidad de resiliencia. Yo te diría que ese evento hoy lo vivo mucho máscomo un aprendizaje que como una mancha.

-¿Y quéaprendiste?

-Aprendí muchísimo de la condición humana, aprendíque mucha gente pierde sus valores por hechos de supervivencia, aprendésmuchísimo… Quiénes están, quiénes no están, los amigos. Ya mi viejo me lo habíadicho en su momento: “Lo mejor de perder una elección es que la agenda quedareducida a los que tienen que estar”. Eso fue parte del aprendizaje. Y aprendésque (se toma unos segundos para pensar) notodo vale. Aprendés que el fin no justifica los medios.

-En elquinquenio 2000-2005 fuiste diputado por el Partido Colorado, incluso presidistela comisión de Asuntos Internacionales de la cámara baja. Pero en los añosprevios y posteriores a esa banca, no estuviste metido en política. ¿Qué pasóantes y después contigo y la política?

-Bueno, parte de esa salida (de la política) fuereconstruirme como profesional, como individuo que tiene otros intereses. Yoencaré toda mi vida a la política como un servicio, como una contribución. Endeterminado momento uno siente que puede tener algo valioso para aportar. En elmomento en que decidí no presentarme en elecciones fue porque queríarecomponerme. Barajar de nuevo, por llamarlo de alguna manera. Rehice mi vidaprofesional, y ahora, en las circunstancias del retorno, se dieron cierres dealgunos ciclos -hablo de ciclos en lo profesional, y algunos en lo personal- yentendí que era el momento de ayudar a una causa justa. Esa causa justa es elrecambio de los partidos en el gobierno.

Me parecía que tenía para aportar, en este momento,una cantidad de conocimientos que había adquirido en el exterior. Una cantidadde experiencias, una visión de las cosas, que podía ser útil, para que el paíspudiera volver a insertarse en el mundo. Sentía que Uruguay estaba comocerrándose, quedando adentro de una cápsula, como que había un cansancio en elejercicio del gobierno y del poder. Y había que intentar promover los cambiosque el país necesita para meterse en el primer mundo.

-Desde1999 y hasta 2014 fuiste asesor y consultor independiente para clientesinternacionales. Incluso residiste en Estados Unidos, Ecuador y Paraguay. Tunombre volvió a sonar tras el triunfo de esta coalición de gobierno, hubo unadisputa interna entre el entonces canciller Ernesto Talvi y tu padre, el otrolíder colorado. Se hablaba de que ocuparías un cargo en la ComisiónAdministradora del Río Uruguay (CARU). Incluso, la cuenta de Batllistastuiteaba con el hashtag#serhijonoesdelito. ¿Te sentiste proscripto, en ese momento, por Talvi?

-Sí, sí, injustamente. Con Ernesto teníamos unarelación que venía de los años 90, no era un conocimiento de circunstancias.Cuando yo participé en la dirección de la revista Tres, Ernesto era uno de los colaboradores de la revista. Ernestono era un desconocido, él conocía mi carrera profesional. De hecho, estuvereunido mucho antes que él fuera candidato. Te hablo de 2016. No entendí… noentendí (su decisión).

-Se dijoque le habías enviado un mensaje donde le decías "petiso acomplejado"…

-Nunca le dije eso. Nunca le dije eso. Eso fue unaversión de prensa que sacó Búsqueda,y que no es fidedigna.

-Mesesdespués de haber comenzado su gestión, Talvi renunció a la Cancillería ydespués se alejó de la vida política. ¿Qué daño le hizo el alejamiento de Talvial Partido Colorado y su fugaz participación como gobernante?

-No puedo opinar sobre eso, no puedo hacercomentarios políticos, dado mi cargo.

-Llegastea UTE con una amplia experiencia en empresas, en gestión empresarial. ¿Cómoevaluás la gestión de la UTE en estos dos años de gobierno?

-Creo que ha sido una muy buena gestión. UTE haencarado un par de cambios internos importantes, se logró sortear el problemade Gas Sayago, y los planes que se están implementando van a permitir que laempresa siga una ruta de calidad en el servicio, y de modernidad desde todopunto de vista. Hablo de infraestructura, logística, y servicio. Las pequeñascosas, y algunas grandes, que se están implementando ponen a UTE en la ruta deuna empresa actualizada, moderna, y que en mi opinión es la líder de lasempresas públicas del país.

-¿Porencima de Antel?

-Antel es distinta. Nosotros tenemos un cicloindustrial, nosotros tenemos una empresa de logística, nosotros tenemos unaempresa de servicios: UTE son cinco empresas simultáneamente. Es muy compleja.No digo que Antel no lo sea. Digo que cada una de esas áreas que UTE tieneimplica una empresa en sí misma. Te pongo un ejemplo: tenemos cinco o seismodos de generación eléctrica distintos. Bueno, ¿cómo se arma ese mix de costo?¿Cuánto te puede proveer cada una de esas energías? Después hay una empresa delogística que mantiene, y tiene que ir planificando el crecimiento de lasredes, porque el crecimiento del consumo es continuo, y las mejoras que hay queimplementar para que el servicio tenga más calidad. Hay una empresa delogística muy grande. Y es una empresa que factura 1.500 millones de dólarespor año, en la interna, sin las exportaciones.

-¿Lereconocés a Mujica y su gobierno la diversificación de la matriz energética?

-No, se lo reconozco al acuerdo multipartidario quefue en 2008 y 2009. El cambio de matriz energética es un acuerdo multipartidario,después sí se ejecuta en el gobierno de Mujica. El cambio de matriz eraimprescindible, porque Uruguay tenía que mirar el cielo para ver si llovía, ymirar la bolsa de los mercados de petróleo para ver cuánto iba a costar laenergía. Y justamente, el acuerdo multipartidario fue para ponerse de acuerdoen el cambio de matriz. Todo el sistema político estuvo de acuerdo, estáfirmado. El modelo de negocio que se utilizó para el cambio de matriz estuvohabilitado por la Ley de Marco Energético que es del segundo gobierno de miviejo (1995-2000). O sea que el cambio de matriz energética no fue una flor quefloreció un día, había todo un rumbo previamente establecido. Ley de MarcoEnergético, que tuvo su referéndum,además. Los que después la utilizaron para hacer el cambio de matriz fueron losque estaban en contra de la ley. Fueron los gobiernos anteriores lo queprivatizaron la generación de energía en el país, ¿no? El 50% de la energía queUTE distribuye, no la produce UTE.

-Esteverano ha habido miles de clientes afectados por cortes de luz. ¿Cuántasde estas afectaciones han tenido que ver con eventos climáticos?

-Te diría que el 80%. Y el otro 20% son fallasnaturales del sistema. Hubo una secuencia de cortes… Siempre hay cortes. El añopasado estuvimos dentro de los parámetros de la Ursea. Los eventos climáticosafectan mucho, es el principal factor de afectación del servicio.

-Huboincendios en Río Negro, Algorta y Paysandú. Hubo casi 2.000 viviendasafectadas. Tú dijiste que UTE valoraba exonerar a esa gente afectada de lastarifas de diciembre y enero, por lo menos. ¿En qué está eso?

-Lo va a tratar la próxima reunión de directorio.Pero te diría que desde el punto de vista UTE, el temporal -que apaga elincendio- fue, para la UTE, mucho más grave y severo que el incendio mismo. Porponerte un número, el temporal tiró 400 postes de luz de todo el país, por elviento y la lluvia, y el incendio quemó 70. Hay eventos complejos: el temporalnos sacó de servicio una línea de 500 (kilowatts), el incendio no.

Lo que sí hemos hecho a lo largo de toda lapandemia, y es una política de este directorio, es asistir a los sectores queestán más comprometidos. Una de las primeras directivas que recibimos delgobierno, y que era una promesa de campaña, era mejorar el costo energéticopara los sectores que están en competencia internacional. El Uruguay notoriamentetenía un problema de costos a nivel internacional, había perdido muchacompetitividad en los últimos años, y de alguna manera tenía que recuperarla.La energía es parte del costo para las empresas que están en competenciainternacional. Se hizo un trabajo, y la mayoría de los sectores que están encompetencia internacional hoy tienen un régimen de consumo y de costo eléctricomuy asociado al tipo de producción que tienen, a sus zafras.

Le hemos ido buscando un traje a medida de cada unode los sectores productivos, porque entendíamos que no se podían considerar atodos los sectores en la misma situación, porque no todos tienen los mismosproblemas y no todos consumen energía de la misma manera: un vitivinicultortiene una zafra de 90 días, pero un tambero necesita corriente fija todo elaño, los regantes, los arroceros, por ejemplo, tienen una zafra (sondependientes de la energía porque bombean). A cada uno se le ha ido buscandouna solución específica. El costo nuestro, interno, de la electricidad, dependemucho de los horarios, y de la saturación de la red (por eso hay horas pico).Sentarse a la mesa con todos ellos y buscarle una solución a cada es una de lascosas exitosas que hemos hecho en estos dos años.

-¿En quéestán las negociaciones por exportaciones de energía eléctrica?

-Se estuvo exportando hasta diciembre a Brasil. Esofue una coyuntura asociada mucho más a la coyuntura brasileña. Pero UTE pudoresponder a la demanda, y para nosotros fue un aprendizaje muy importante elhaber podido tener que abastecer a todo el país y además poder asumido con elmercado internacional (en este caso Argentina y Brasil) sus demandas deenergía, sobre todo las de Brasil que eran urgentes. Hoy le estamos vendiendoalgo a Argentina. Va a haber que establecer reuniones que permitan armar unesquema de mediano y largo plazo. De cualquier manera, UTE hoy tiene un temapara exportación que está asociado a sus fuentes de generación. Para bajar losprecios de exportación tendríamos que ir a una planificación de mediano y largoplazo, diferente a la que tenemos hoy.

-¿Y laregasificadora de Gas Sayago? "No fue un capricho de los directorios, fueun análisis concienzudo", dijo Raúl Sendic sobre la regasificadora. Encambio, Danilo Astori dijo el año pasado que fue "un error grande".La auditoría de PwC habla de pérdidas de 213 millones de dólares. ¿Quévaloración hacés tú?

-Yo creo que fue un evento de voluntarismo, porquecreo que era innecesario. No necesariamente incluir al gas como parte de lamatriz energética. Ojalá pudiéramos tener gas de Argentina, de hecho, tenemosun gasoducto que abastece Montevideo, pero Argentina no nos provee más gas queese para la capital. Hemos prendido la central de ciclo combinado, que puedefuncionar a gas y a combustible, pero cuando hay gas. Entonces no hemos tenidograndes partidas de gas para generación; nos baja mucho los costos.

El Uruguay estaba en un proceso de instalar unacapacidad eólica muy importante. Imaginate que Uruguay no necesita hasta el2028 agregar ninguna fuente de generación adicional, porque tiene satisfecho elabastecimiento interno con lo que ya tiene hoy. Pensá si tuviéramos a GasSayago: íbamos a generar energía, ¿para quién? Yo hubiera entendido Gas Sayagosi Argentina hubiera entrado en el negocio, pero ese proyecto perdió lógica eldía en que Argentina se bajó. ¿A quién le íbamos a importar la energíaproducida con ese gas? A Argentina o a Brasil, no hay cuatro posibles destinos,eran dos. Brasil no estaba en la discusión, y Argentina, que al principioestaba en la discusión, mucho antes que arrancara la empresa, ya se habíabajado. ¿Qué sentido tenía hacer eso sin Argentina? Fue un negocio innecesario.Cuesta entender por qué no se detuvo el proyecto en las distintas oportunidadesen las que se pudo haber detenido.

-Trabajastedurante casi 20 años en Peñarol, en distintos cargos. ¿Por qué involucrarse enel fútbol y en el club de tus amores?

-En Peñarol pasé por todo. Fui delegado en laAUF, consejero, vicepresidente en el 2003, con (el Cr. José Pedro) Damiani,presidente de la Comisión de Formativas, y presidente de la Comisión deSeguridad que inauguró el Campeón del Siglo. Entre el 94 con Damiani, tras unpasaje previo con (Washington) Cataldi en el 91, 92, volví en el 94 con Damianiy me quedé hasta 2017, fueron casi 20 años. Haber sido el delegado durante elQuinquenio (1993-97) con todas las asambleas que tuvimos y aquella famosa“asamblea de la interpretación de los goles” para jugar las finales fue untrabajo arduo. El fútbol es un trabajo muy demandante, porque además todas lassemanas tenés una elección, e incidencias de todo tipo. Pero es una actividadmuy linda donde uno hace muchos amigos, es un corte transversal de la sociedaddonde puede haber todo tipo de circunstancias y de calidades personales, y seaprende mucho, sobre todo cuando uno tiene buenos maestros.

-¿Tenésaspiraciones políticas para 2024?

-(Piensa) En la próxima elección nacional voy a estar.¿Dónde? Donde el partido diga.

-Te lopreguntaba porque cuando los analistas políticos analizan nombres de esarenovación nombran a Adrián Peña, Carmen Sanguinetti, Robert Silva, y AndrésOjeda. No te nombran a vos. ¿Te interesa participar de esa renovación delpartido a futuro?

-Nadie con 58 años puede ser renovacióngeneracional, y voy a tener 60 o 61 en las elecciones. Este país se acostumbróa presidentes viejos. Mi viejo, en el segundo gobierno, tenía mi edad ahora.Necesitamos presidentes jóvenes: Lacalle Herrera fue un presidente joven,Lacalle Pou es un presidente joven. Desde Jorge Batlle hasta el segundo Vázquezentramos en presidentes de sesenta largos o más…

-Tu padrees un líder político del gobierno, y tiene 86 años…

-La edad no te tiene por qué retirar. Lo que sí nocreo es que podamos llamarle “renovación generacional”. Pero, te decía, yo voya estar colaborando con el Partido Colorado. No tengo otra ambicióncircunstancial.

-Acá en tuoficina tenés una foto de tu padre, y en tu foto de Whatsapp estás tú con él. ¿Quésignifica Julio María Sanguinetti para vos?

-Mi padre no se puede pensar sin mi madre, los dosson uno. Es mi padre, es un amigo, es un consejero. Tenemos una relación demucha intimidad, y de mucho compañerismo. Vivimos juntos las peripecias de lascosas. Pero también con toda la familia, somos una familia muy unida. Y hoy nosjuntamos en torno a mis viejos. Es verdad que, como esta es una oficina“política”, hay una foto de él, y también hay una foto del presidente (LacallePou).

-¿Cuál esel principal consejo que él te ha dado para la vida?

-(Piensa) Pensar las cosas dos veces.

-¿Sosfeliz?

-Sí.

Por César Bianchi@Chechobianchi

Montevideo Portal

  • Etiquetas:
  • es bueno ponerse bolsa para hacer ejercicios

Artículos relacionados

Tipos de sombreros para niños: El sombrero perfecto para cada ocasión

Cuando se trata de vestir a sus hijos, los sombreros son una gran manera de añadir algo de personalidad y estilo. Hay tantos tipos diferentes de sombreros para niños disponibles en el mercado hoy en día, que puede ser difícil...

El Ibex 35 sube un 7,9% pero termina 2021 como la bolsa más rezagada en un año de récords en los mercados

Algo más de 614 puntos, ese ha sido el saldo del Ibex 35 en un año de importantes ganancias para las bolsas de casi todo el mundo. Sólo los mercados asiáticos lo han hecho peor y sólo el mini rally de...

¿Cómo eliges la ropa de dormir para mujeres perfecta?

Con toda la variedad de estilos y colores disponibles, puede ser difícil encontrar la ropa de dormir adecuada hoy.Un sueño de una buena noche comienza con una buena hora de acostarse, un ambiente cómodo y la mayoría de los imp ...

El exclusivo bolso de Primark más deseado para invierno y primavera: sólo 10 euros

El brillo siempre es sinónimo de suntuosidad, y esta es la característica principal de una de las piezas centrales de la nueva colección de la tienda favorita de muchos en Jerez de la Frontera y en to...